Cáncer de pulmón: Estos son algunos alimentos que podrían ayudar a prevenirlo

  • Por Monserrat Saavedra

El cáncer de pulmón es una enfermedad que se aparece con el crecimiento descontrolado de células malignas en el órgano del sistema respiratorio. 

Algunos de los factores de riesgo que aumentan las probabilidades de diagnóstico son completamente evitables. La bibliografía médica recomienda dejar de fumar, evitar exponerse al humo del cigarro y tener una dieta saludable, según listaron en la Asociación Americana del Cáncer

Algunos alimentos, y sus compuestos nutricionales, han sido estudiados por sus efectos positivos y negativos en diferentes tipos de cáncer.

Según la asociación estadounidense, una buena dieta no puede contrarrestar los efectos del cigarro, por ejemplo, pero tener buenos hábitos alimentarios, podría mejorar el panorama de salud.

Manzanas

 

Pexels

 

Las dietas ricas en frutas y verduras están directamente relacionadas con la disminución de las probabilidades de contraer diferentes tipos de cáncer.

Las manzanas, en particular, podrían ayudar al cáncer de pulmón gracias a los flavonoides que contiene. Estas son sustancias contenidas en diferentes productos vegetales que han sido ampliamente estudiadas por sus variados beneficios para la salud.

Según una publicación del año 2009, las personas que aumentaban su consumo de flavonoides a 20 milígramos por día, podrían percibir una reducción del 10% de riesgo a desarrollar cáncer del pulmón.

Ajos y cebollas

Ambos vegetales pertenecen a la familia de los allium y son plantas bulbosas que suelen contener el compuesto alicina. 

Por un lado, ciertas investigaciones han demostrado que el ajo podría prevenir la formación de células cancerígenas, ya que permite desencadenar la acción del sistema inmune, específicamente de las células asesinas naturales (NK) y ciertos glóbulos blancos. 

En una publicación del año 2013, investigadores chinos descubrieron que las personas que consumen regularmente este ingrediente tendrían un 44% menos de probabilidades de ser diagnosticados con cáncer de pulmón.

En el caso de la cebolla, sería su alta concentración del flavonoide querticina lo que podría entregar cierta protección contra esta enfermedad.

Brócoli

 

Pexels

 

Las verduras de la familia crucífera, como el brócoli, coliflor y repollo, serían uno de los mejores ingredientes que deberían preferir las personas que quieran evitar el cáncer.

Las investigaciones han demostrado que incluso los fumadores que consumen grandes cantidades de estos vegetales podrían reducir entre un 32 y 55% las probabilidades de diagnóstico, dependiendo de las porciones que coman.

Germen de trigo

 

Unsplash

 

El germen de trigo o de cereal, corresponde a la semilla de esta planta y se caracteriza por ser uno de los alimentos que aporta la mayor concentración de vitamina E al sistema.

Las dietas ricas en antioxidante demostraron poder reducir en un 47% las probabilidades de desarrollar la enfermedad, según un estudio realizado en china, en el cual se trabajó con mujeres no fumadoras, pero constantemente expuestas al humo del cigarro en sus hogares o lugares de trabajo.

Tomates

 

Pexels

 

Según el sitio Cancer.Net, de la Sociedad Americana de Oncología, el licopeno es un tipo de carotenoide que también podría prevenir diferentes tipos de cáncer, como el de estómago, próstata, colon y también el de pulmón.

Se puede encontrar en productos derivados del tomate, pero también en sandías, pomelo rosado y damascos.

Los estudios que han demostrado sus efectos, lo han hecho con versiones aisladas de este pigmento y no con los alimentos. Además, la mayoría de estos, se han practicado en tubos de ensayo o en población animal y no en humanos.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Alimentación saludable

Todo sobre Cáncer