Caminar 30 minutos diarios: Mira cómo esta práctica te ayuda a adelgazar Pexels

Caminar 30 minutos diarios: Mira cómo esta práctica te ayuda a adelgazar

  • Por Meganoticias

Caminar y adelgazar van de la mano. El ejercicio de andar por un mínimo de 30 minutos es muy saludable porque promueve la prevención de varias enfermedades crónicas, además de que aporta sanidad mental, tan necesaria en estos tiempos de pandemia.

Aunque es una actividad subvalorada, la caminata es capaz de apoyar la mejora en los estados de ánimo y reducir la mortalidad por enfermedades coronarias, según el portal Mejor con Salud.

Es muy necesario movernos con unos cuantos pasos, pues 60% de la población mundial no realiza la actividad física necesaria para combatir el sedentarismo, según informa la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Caminar 30 minutos diarios para adelgazar

El caminar al menos 30 minutos diarios puede ser el inicio de un proceso para adelgazar y para una efectiva rutina de ejercicios, que puede mejorarse con un aumento progresivo del ritmo, destacan los expertos de la MayoClinic.

La quema de calorías y la pérdida de peso también depende del terreno donde se realice la caminata, la intensidad de la marcha, así como de la condición física de la persona que se ejercita.

Se estima que podrían quemarse alrededor de 150 calorías en una sesión de media hora andando. Aunado a ello, la tonificación de los músculos y la prevención de la osteoporosis son solo algunos de los beneficios adicionales de esta práctica.

Cómo hacerlo

Entre las recomendaciones más importantes al momento de efectuar una caminata, se encuentran hacerlo con una posición erguida, que se inicie con ritmo lento y aumentar la intensidad después de tres minutos, para luego volver a la velocidad inicial.

Por su parte, la MayoClinic enumera más recomendaciones:

  • La cabeza debe estar en alto mirando hacia adelante, no hacia abajo.
  • El cuello, la espalda y los hombros deben estar relajados.
  • Balancear los brazos libremente, con una ligera flexión de los codos.
  • Apretar ligeramente los músculos del estómago, con la espalda recta, no arqueada hacia delante o hacia atrás.
  • Caminar de manera fluida, apoyando el talón y luego los dedos.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Calidad de Vida