MegadenunciasEscríbenos aquí

"¿Por qué peso tanto si corro?": Cristián Castañeda y las primeras alarmas sobre la acromegalia que padece

  • Por Meganoticias

Debido a una extraña anomalía, les crecen las manos, los pies, la lengua y también la mandíbula. Esta es la historia de chilenos que padecen acromegalia, entre ellos, el ex seleccionado nacional Cristián Castañeda, quien ha dado a conocer su historia.

"La acromegalia está considerada una enfermedad rara o enfermedades huérfanas, y esta es una enfermedad que se caracteriza por el aumento de la hormona del crecimiento, debido a un tumor en la hipófisis", detalla Francisco Cordero, neuroendocrinólogo de la Clínica Dávila.

Además, se ensancha el corazón, se descompensan los órganos y de paso se produce hipertensión, diabetes, artrosis y apnea del sueño. Es una enfermedad altamente dolorosa, padecida por cerca de mil chilenos. A nivel mundial ha inspirado incluso una serie animada: Shrek.

Una acromegalia no tratada puede terminar con este tipo de rasgos. No obstante, un diagnóstico tardío, puede significar un no retorno a este daño al cuerpo.

Primera alarma: sobrepeso

Para esta enfermedad, un hecho que complejiza la situación es la atención en regiones, la cual es escasa. No conforme con ello, el tratamiento es altamente costoso.

De esto sabe el destacado futbolista chileno Cristián Castañeda, quien padece de esta enfermedad hace años. "A mí lo que me llamaba la atención era el peso. Yo juego, corro, pero por qué peso tanto", se cuestionaba.

"En esa época, estaba el profeta Bonvallet nos molestaba un poquito, porque nos encontraba anchitos. Entonces terminé jugando con 83 kilos, que era mucho, la primera alarma fue esa", declaró.

Posterior a ello, un médico lo vio por televisión y le hizo saber que estaba hinchado. Ahí tomó consciencia de su cuerpo, notando que había cambiado.

Costoso tratamiento

Otros jugadores chilenos se sumaron a la causa de Castañeda y hasta rifaron camisetas para poder ayudarlo económicamente a costear una inyección que costaba un millón de pesos.

Pese a que el tratamiento está en el auge, el medicamento aún no se incopora a la canasta, ni mucho menos a la ley Ricarte Soto.

Llamado de atención

"Sería bueno que se le preste la atención necesaria para que el día de mañana no tengamos gente sufriendo porque tiene sus manos más largas o porque se empieza a deformar su cuerpo", advirtó Castañeda.

Esta enfermedad considerada extraña, que no es hereditaria, se puede detonar en cualquier momento, por lo que los afectados buscan que sea más amena la situación para aquellos que la padecen.

Leer más de