Víctima de portonazo recibe auto destruido pero sigue pagando: Captura

Víctima de portonazo recibe auto destruido pero sigue pagando: "Hay días que no puedo dormir"

  • Por Meganoticias

Un trágico suceso afectó hace unas semanas a una mujer, que fue víctima de un portonazo a plena luz del día en Santiago, y que producto de este crimen perdió su vehículo, que se había convertido en su única fuente laboral.

Se trata de Rocío (no se dio a conocer su nombre real para proteger su identidad), quien en el matinal Mucho Gusto entregó algunos antecedentes de lo que le tocó vivir el pasado 14 de junio, cuando delincuentes la intimidaron con armas de fuego en la vía pública para arrebatarle su auto.

La afectada comentó que antes de ese dramático episodio trabajaba en el rubro de compra y venta de artículos de aseo, por lo que utilizaba la máquina para trasladarse de un lugar a otro y así concretar sus entregas.

"Estoy tratando de sobreponerme a esta situación"

A raíz de este hecho, Rocío explicó que su vehículo fue devuelto en pésimas condiciones y que esto no solo significó una pérdida económica para ella, sino también un duro golpe psicológico.

"Estoy tratando de sobreponerme a esta situación. Fueron 14 días de martirio sin saber del auto y qué paso con él, y todo el daño psicológico que me hicieron a mí", señaló.

En este sentido, la mujer se dio unos minutos para relatar los momentos de incertidumbre que vivió y la reacción que tuvo al percatarse que estaba siendo víctima de un robo.

"Estos delincuentes se acercaron a mi auto con pistolas, que yo no sé si eran de verdad o mentira, pero ante esa situación, uno piensa que son de verdad... como yo no entregaba el auto, se bajó un tercer individuo con otro revólver y otro se quedó en el auto esperándolos", reveló.

Asimismo, manifestó que "me quedé helada, los tipos me asustaban pegándole a los vidrios, el otro me apuntaba con un revólver y yo estaba en shock. Seguía transitando gente por la calle y nadie hacía nada".

"Hay días que no puedo dormir"

Acerca de las jornadas posteriores, indicó que "han sido días de tormento y días que tú estás tranquilo en algún momento del día, pero vuelves a recordar en la noche. Yo he tratado de salir a la calle acompañada, porque si salgo sola pienso que todos se van a acercar a mí a hacerme daño".

"No puedo dormir, no puedo estar tranquila. Nadie se preocupa del daño psicológico que causaron, aparte del económico", expresó.

"Es mi fuente laboral"

Respecto al automóvil, el cual aún sigue pagando pese a no poder ocuparlo, aseguró que "es mi fuente laboral. Yo, para adquirir ese vehículo, tuve que dar un pie y todo lo demás programarlo en cuotas".

"Ese vehículo yo lo estoy pagando. Incluso, tuve que pagar la cuota de este mes, que es un auto que está inservible. Me sale carísimo arreglarlo. Son aproximadamente 3 millones de pesos", dijo.

Conmocionada aún por el suceso, agregó que "siento impotencia, rabia, a qué hemos llegado en nuestro país. Cómo nadie se preocupa de la delincuencia a plena luz del día. Ninguna preocupación, nada, nadie se preocupa de tí, tu esfuerzo... todo está botado".

Ver cobertura completa