Quedó impactada al enterarse de su verdadero diagnóstico tras ir al médico creyendo que tenía Covid prolongado The Sun

Quedó impactada al enterarse de su verdadero diagnóstico tras ir al médico creyendo que tenía Covid prolongado

  • Por Diego Alonzo

Sinead Hudson, de 30 años, llegó a tener hasta 41 grados de temperatura corporal y otros síntomas, como por ejemplo, tos, lo que la llevó a pensar que tenía Covid prolongado, ya que había dado positivo al virus el pasado 2 de enero.

Todo comenzó cuando se encontraba de vacaciones junto a su esposo Rob -quien también se había contagiado- en Ibiza, isla ubicada en el Mar Mediterráneo.

En primera instancia, la joven explicó que ella estaba bastante mal de salud, mientras que su pareja no, por lo que ambos asumieron que el virus afectaba a las personas de distinta manera, informa The Sun.

¿Qué dijo la joven?

"Estuve tosiendo y tuve mucha fiebre durante dos semanas y más... Estaba tomando paracetamol para bajar la fiebre, pero tan pronto como desaparecía, volvía a subir", detalló la joven.

Ya habían pasado varias horas y Hudson seguía creyendo que se trataba de los efectos secundarios del virus, por lo que pospuso ver a un especialista.

Sin embargo, todo cambió el 21 de enero, cuando despertó ardiendo en fiebre, con 41 grados. Además, reveló que deliraba, por lo que su esposo la convenció de acudir al hospital.

"Pensé que era solo una infección o un Covid prolongado y quería que me dieran antibióticos para poder irme a casa, pero me dijeron que necesitaban averiguar cuál era la infección", manifestó.

El verdadero diagnóstico

Pasaron cuatro días hasta que los médicos optaron por hacerle una biopsia de médula ósea producto de la fiebre, ya que hasta ese momento era inexplicable. 

En ese momento, uno de los doctores le comentó que no se trataba de Covid prolongado, sino que de una leucemia aguda.

"Todo se puso blanco y mis oídos zumbaban. Sentí como si mi cerebro se hubiera detenido y no podía asimilar nada de lo que me estaba diciendo... Entonces tuve este sentimiento abrumador de que quería vivir. No puedo explicar cómo es eso", relató.

 

The Sun

 

La vuelta a casa

Tras enterarse de su verdadero diagnóstico, la joven decidió tomar un vuelo a Reino Unido para recibir un tratamiento en el Royal Berkshire Hospital, ubicado cerca de su domicilio en la zona de Reading.

En específico, a Hudson le dijeron que tenía una "leucemia linfoblástica aguda", del mismo tipo que su prima había tenido hace 10 años y que es detectado en alrededor de 790 personas al año en el Reino Unido.

De acuerdo a lo anterior, la joven afirmó que "en este momento estoy recibiendo quimioterapia y aún no sabemos si necesitaré un trasplante de células madre, pero quería difundir el mensaje para otras personas que sí lo necesitan".

Al día de hoy, la paciente trabaja en una organización llamada "Leukemia UK", generando conciencia acerca de este tipo de cáncer, y por ahora ha respondido bien al tratamiento.