El drama de los habitantes de Mariúpol en Ucrania: Agencia reporta que toman agua de lluvia y comen palomas AFP.

El drama de los habitantes de Mariúpol en Ucrania: Agencia reporta que toman agua de lluvia y comen palomas

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

La ciudad de Mariúpol, en el sureste de Ucrania, lleva varias semanas siendo blanco de los bombardeos del ejército ruso y sus aliados separatistas prorrusos.

Antes del comienzo del conflicto bélico, la ciudad contaba con 450.000 habitantes y, según el gobierno ucraniano, más de 2.100 personas han muerto ahí desde el inicio de la invasión rusa, el 24 de febrero.

Agua de lluvia y palomas

Galyna Balabanova, habitante de Mariúpol, en conversación con la agencia de noticias EFE, detalló cómo lo han hecho los habitantes de esta ciudad durante las semanas de guerra, ante la escasez de suministros básicos.

Cabe destacar que debido a que no se ha permitido el ingreso de ayuda humanitaria, las reservas de agua y comida se están agotando.

"Los vecinos se unían y habilitaban los sótanos como refugios. Ahora recogen agua de lluvia y cocinan palomas y otros animales en hogueras para poder sobrevivir. En la ciudad apenas hay medicamentos", señaló Balabanova a dicha agencia.

"Mariúpol ha estado sometida a ataques de artillería, de aviación y tanques cada hora. Todas las calles, sin excepción, y la mayoría de las casas están destruidas... Las fábricas, en las que se situaban más de 15 refugios, eran atacadas todos los días", explicó la joven que logró huir de Mairúpol.

Bombardeo a la escuela

Ayer sábado, el ejército ruso bombardeó una escuela de arte que servía de refugio a varios cientos de personas.

"Los ocupantes rusos lanzaron bombas sobre la escuela de arte G12, (...) donde se habían refugiado 400 residentes de Mariúpol -mujeres, niños y ancianos-", declaró el municipio de la ciudad portuaria asediada por las fuerzas rusas.

Otro de loa ataques recibidos por la ciudad ocurrió el pasado jueves, cuando Ucrania acusó a Moscú de bombardear un teatro de la ciudad en el que se habían refugiado cientos de residentes, haciendo caso omiso de la advertencia "Dieti" ("Niños" en ruso) escrita en el suelo con letras gigantes junto al edificio. Todavía no hay un informe de víctimas.

Todo sobre Conflicto Rusia Ucrania