Anciana lleva su teléfono móvil a reparar porque sus hijos nunca la llamaban: Captura video YouTube Paul Torres

Anciana lleva su teléfono móvil a reparar porque sus hijos nunca la llamaban: "Llevo un año que no me contestan"

  • Por Meganoticias

En las redes sociales se volvió viral la historia de una anciana, identificada como Aurora Hernández, que acudió a un técnico de teléfonos celulares para repararlo, pues pensaba que la razón por la que sus hijos y nietos nunca la llamaban era porque su móvil tenía una falla.

El triste episodio se dio a conocer a través de una campaña de concienciación, que compartió un video recreado a partir de los datos reales, según reseñó el portal de 20 Minutos.

“Es que llevo un año, o más, que mis hijos no me contestan. El móvil no funciona, porque, ¿cómo no me van a hablar mis hijos?”, expresó la anciana tras acudir a un centro comercial en Ciudad de México, detalla el portal Milenio

El técnico al que Aurora acudió en un principio intentó aprovecharse de ella y le cobró 73 dólares por “reparar” su teléfono, una cantidad que no podía costear. No obstante, antes de irse resignada del lugar, otro empleado escuchó su situación y la atendió.

Técnico no reveló la verdadera razón de la “falla”

La mujer, que en ese momento se echó a llorar, le explicó cuál era su problema: “Yo lo que quiero es hablar con mis hijos...”.

“Yo se lo reparo. No se preocupe, déjemelo aquí. Por el precio ni se preocupe”, le aseguró el nuevo técnico.

Después de que la mujer se fue del lugar, el hombre revisó el teléfono y confirmó que funcionaba perfectamente. Por ese motivo, buscó el número del que parecía ser el hijo de Aurora y se comunicó con él directamente.

“Hola, mucho gusto. ¿Aurora Hernández es tu mamá? Me trajo un móvil a arreglar porque no funciona, pero sí funciona. Lo único que quiere es poder hablar con ustedes”, le dijo. “No sé si puede hacerle ese milagro. Le doy mis datos y todo por si quiere venir a verla”.

Varios días después, la mujer regresó para recoger su teléfono móvil y estaba acompañada de su hijo.

El dependiente le aseguró que “no le entraban las llamadas” para no delatar a su hijo frente a ella y no quiso aceptar el dinero de Aurora, quien finalmente compró algo para compensarle por “arreglar” su situación.