Twitter

"Eres un buitre": Empleado de morgue es condenado a cadena perpetua tras abusar sexualmente de más de 100 cadáveres

  • Por Meganoticias

Tras varios meses de investigaciones y audiencias, un juez condenó al electricista hospitalario David Fuller a cadena perpetua por el asesinato de dos mujeres y el abuso sexual de al menos 102 cadáveres de adultas y niñas en varios hospitales del Reino Unido.

“Eres un buitre que escoge a sus víctimas entre los muertos”, expresó la jueza Cheema-Grubb durante la sentencia. “Pasarás todos los días del resto de tu vida en prisión”, según detalló el portal de People en Español.

El tribunal reveló durante la audiencia que Fuller, de 67 años, abusó de los restos sin vida de al menos 102 mujeres. Entre las víctimas se encontraba una niña de 9 años y dos adolescentes de 16, así como una anciana de 100 años.

Por el momento, los investigadores sólo consiguieron identificar a 82 víctimas y, según la policía, existe la probabilidad de que los nombres del resto de las víctimas no pueda ser identificado nunca.

"Es uno de los peores delincuentes en serie"

“David Fuller abusó sexual y sistemáticamente de los cuerpos de las mujeres y niñas muertas”, aseguró Duncan Atkinson, un reconocido jurista británico.

Las investigaciones revelaron que la captura de Fuller se produjo 33 años después de que asesinó a las jóvenes Wendy Knell y Caroline Pierce en 1987. Por esos crímenes recibió dos cadenas perpetuas, más 12 años por el abuso de los cadáveres cometido en la morgue hospitalaria.

“Una vez que mataste a estas mujeres, pasaste tiempo con ellas para satisfacer tus perversiones sexuales”, expresó la jueza Cheema-Grubb. “Tus violaciones van en contra de todo lo correcto y humano. Son incompresibles”.

La policía está investigando otros casos sin resolver de personas desaparecidas, violaciones y asesinatos en el sureste de Inglaterra, donde el hombre pudo actuar. “(Fuller) es uno de los peores delincuentes en serie que hemos visto en este país. Nunca volverá a ver la luz del día, algo con lo que mi equipo y yo estamos satisfechos por completo”, dijo el superintendente en jefe, Paul Fotheringham.