Presidente de Cuba acusa a EEUU de querer provocar AFP
  • Mundo

Presidente de Cuba acusa a EEUU de querer provocar "estallidos sociales" en la Isla

  • Por Meganoticias-AFP

¿Qué pasó?

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel se refirió a las protestas registradas en su país el pasado fin de semana y acusó a Estados de Unidos de estar detrás para quere provocar estallidos sociales.

En una transmisión en directo en la televisión, el mandatario dijo que su gobierno ha tratado de "enfrentar y de vencer" las dificultades "ante una política de asfixia económica para provocar estallidos sociales en el país".

Revisa el reporte de las manifestaciones

La respuesta de EE.UU.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, instó al gobierno de Cuba a "escuchar" a los manifestantes que exigen el fin de la "represión" y la pobreza.

"Estamos con el pueblo cubano y su claro llamado a la libertad y al rescate de las trágicas garras de la pandemia y de las décadas de represión y sufrimiento económico al que han sido sometidos por el régimen autoritario de Cuba", dijo Biden en un comunicado.

"Estados Unidos pide al régimen cubano que, en lugar de enriquecerse, escuche a su pueblo y atienda sus necesidades en este momento vital", agregó.

Preocupación internacional

Las protestas desbordaron las fronteras de Cuba. En Miami, miles de cubanos y cubanos-estadounidenses salieron a las calles del distrito del Little Habana para apoyar las protetas.

"Estos jóvenes de hoy finalmente han dicho 'ya es suficiente, vamos a hacer lo que nuestros viejos no pudieron hacer'", dijo a la AFP Yanelis Sales. "Cubanos, estamos aquí con ustedes desde Estados Unidos".

Aunque reconoció la "insatisfacción" que pueden sentir algunos cubanos ante la escasez de alimentos y medicinas, combinada con los cortes diarios de electricidad, Miguel Díaz-Canel también acusó a su viejo enemigo Washington de estar actuando.

"Hay un grupo de gente, contrarevolucionaria, mercenaria pagados por el gobierno de los Estados Unidos, pagada indirectamente a través de agencias del gobierno de Estados Unidos para armar este tipo de manifestaciones", afirmó.

Tras una breve reconciliación entre 2014 y 2016, las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos están en su nivel más bajo desde que Donald Trump endureció el embargo en vigor desde 1962, denunciando violaciones de derechos humanos y apoyo de La Habana al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

Estas sanciones, así como la ausencia de turistas debido a la pandemia, han sumido a Cuba en una profunda crisis económica y han generado un fuerte malestar social, seguido de cerca en Washington y el continente americano.

"Reconocemos el legítimo reclamo de la sociedad cubana por medicinas, alimentos y libertades fundamentales", tuiteó de su lado Luis Almagro, secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

"Condenamos al régimen dictatorial cubano por llamar a civiles a reprimir y a la confrontación contra quienes ejercen sus derechos de protesta", añadió.

"La dictadura debe entender que no toleraremos el uso de la fuerza bruta para amordazar las aspiraciones del pueblo cubano", advirtió de su lado el senador estadounidense Bob Menéndez en un comunicado.