Muerte súbita cardiaca: Especialista explica quiénes tienen más riesgo de padecer esta condición

Cuando el corazón repentinamente deja de funcionar, ya sea porque dejó de palpitar o no lo hace con la suficiente fuerza para mover la sangre, se conoce como muerte súbita cardiaca. Una persona que lo presenta puede fallecer en minutos luego de que se detiene el flujo sanguíneo y la respiración.

Esta emergencia es muy diferente a un paro cardiorrespiratorio, para el cual se puede entregar tratamiento y al que se puede sobrevivir si es que se atiende de manera correcta.

 

Unsplash

 

Mientras que los paros ocurren por una función irregular del ritmo cardiaco, en la muerte súbita se detiene toda función cardiaca.

Si bien, esta emergencia suele ocurrir en personas mayores, según los datos entregados por Clínica Mayo, 1 entre 50 mil u 80 mil atletas jóvenes al año podrían fallecer por una muerte súbita cardiaca. 

¿Quiénes están en más riesgo?

A diferencia de otros problemas cardiacos, en los que la presión alta es un factor de riesgo, en esta emergencia, son problemas estructurales los principales responsables. 

Según el cardiólogo experto en fallo cardiaco, el Dr. Francisco Merced, la cardiomiopatía hipertrófica es la principal causa del súbito deceso de pacientes jóvenes.

Este tipo de cardiopatía es una enfermedad que ocurre por el engrosamiento del músculo del corazón, dificultando cómo bombea sangre el órgano.

Pero, “no todo corazón engrosado es cardiomiopatía hipertrófica”, explicó el especialista. 

Es importante que se hagan las pesquisas médicas necesarias para confirmar el verdadero riesgo. Según explicó el especialista, se debe comenzar con una revisión al historial médico, de hasta tres generaciones, en búsqueda de “individuos que hayan desarrollado fallo cardiaco a edad temprana o hayan tenido episodios de muerte cardiaca súbita”.

Pero también se deben hacer estudios de imágenes para identificar la magnitud del engrosamiento muscular y qué tanta obstrucción este pueda provocar. 

Un paciente que tenga un grosor de más de 3 centímetros, de lo que es el tabique ventricular, es un paciente con riesgo de muerte cardiaca súbita”, detalló el doctor.

Además, desde Clínica Mayo, añaden que las personas con desórdenes en el ritmo cardiaco, como el síndrome del QT largo, el de Brugada y el síndrome Wolfe-Parkinson-White, también aumentan las posibilidades de tener muerte súbita.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas.

Consulte siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Salud

Leer más de