Por primera vez un fármaco experimental logra disminuir el deterioro cognitivo del alzhéimer

  • Por Monserrat Saavedra

Los laboratorios Eisa y Biogen adelantaron los alentadores resultados que obtuvieron en las pruebas clínicas de lecanemab, un fármaco experimental para tratar los efectos del alzhéimer.

Según informaron en un comunicado, este medicamento, anticuerpo antiamiloide beta, enlentece, ligeramente, el deterioro de las funciones cognitivas que sufren los pacientes diagnosticados con la enfermedad neurodegenerativa.

"No es un efecto enorme, pero es positivo", aclaró Ronald Petersen, director del Centro de Investigación del Mal de Alzheimer de la Clínica Mayo, consultado por Reuters.

Los laboratorios esperan que, eventualmente, el tratamiento sea aprobado y se encuentre disponible en Europa, Estados Unidos y Japón para finales de 2023. 

¿Cómo ayudó a los pacientes?

Durante las pruebas clínicas, los pacientes recibieron, cada dos semanas, dosis intravenosas del medicamento formulado para remover los depósitos de beta-amiloide que aún no se apelmazan entre las células cerebrales. 

A través de la escala de valoración clínica de la demencia (CDR-SB, por sus siglas en inglés) los investigadores apreciaron una reducción del 27% del deterioro cognitivo en los pacientes a los que se administró lecanemab durante 18 meses.

Esta estrategia de medición evaluó la memoria, orientación, juicio, capacidad de resolución de problemas, relaciones humanas, desempeño dentro del hogar y en hobbies, junto con los hábitos de cuidado personal de cada uno de los participantes.

"El estudio muestra que la eliminación de los agregados de beta amiloide en el cerebro se asocia a una ralentización de la enfermedad en los pacientes que se encuentran en la fase inicial de la misma", añadió en el comunicado Michel Vounatsos, director general de Biogen.

¿Tiene efectos secundarios?

Si bien se espera que los laboratorios entreguen más información sobre la investigación en el próximo Congreso de Estudios Clínicos sobre el Alzhéimer, a finales de noviembre, el fármaco ha sido clasificado como aceptable, en cuanto a su seguridad.

Según informaron, un 12,5% de la población estudiada presentó edema o inflamación encefálica, asociada al fármaco, pero en la mayor proporción de los casos, ocurrió de manera asintomática. 

Además, eventos como micro hemorragias, fueron detectadas en el 17% de los pacientes con lecanemab y solo en el 8,7% de los pacientes que recibieron el placebo.

Todo sobre Alzheimer

Todo sobre Estudios científicos