Rinofaringitis, síntomas, tos seca. Pixabay.

Rinofaringitis: Estos son los síntomas que podrían indicar que tienes la infección viral

  • Por Meganoticias

Probablemente, la rinofaringitis, una de las enfermedades más comunes que pueden afectar las vías aéreas (nariz, garganta, laringe), sin embargo, esta infección puede derivar en múltiples complicaciones si no se trata correctamente.

Esta afección es causada principalmente por un virus y, aunque parezca inofensiva, está catalogada como un problema de salud pública, ya que por su elevada contagiosidad, puede llegar a ser un problema para todo el sistema. 

En general, quien esté contagiado puede mejorarse, sin mayor tratamiento, en un periodo de 7 a 10 días. En ese periodo, los síntomas pueden llegar a ser bastante molestos.

¿Cómo se transmite?

La rinofaringitis puede ser provocada por más de 200 virus que pueden provocar esta enfermedad, y se replica particularmente rápido entre niños en edad preescolar.

Dicho virus se transmite de persona a persona a través de gotitas de secreciones respiratorias que se lanzan al ambiente, al toser y al estornudar.

Algunos de los virus asociados a la enfermedad pueden permanecer activos durante 30 minutos sobre la piel y durante varias horas en diferentes objetos. Se estima que su periodo de incubación varía dependiendo del patógeno, pero podría ser de entre uno a siete días.

Revisa los síntomas

Según la bibliografía médica, los síntomas y signos de la rinofaringitis suelen aparecer repentinamente y pueden ser:

  • Fiebre alta. Entre 38,5 y 39 °C. 
  • Obstrucción nasal, con rinorrea purulenta o mocos verdes.
  • Dolor de muscular
  • Dolor de garganta.
  • Tos seca.
  • En niños también podrían presentarse síntomas digestivos como náusea, vómito y diarrea.

Las medidas básicas para hacer frente a la rinofaringitis son el reposo, consumir abundantes líquidos, en especial infusiones y jugos naturales. Además, es importante, dejar de fumar y no beber bebidas alcohólicas mientras persistan los síntomas.

El objetivo será disminuir la sintomatología y esperar a que el cuerpo logre eliminar el patógeno por completo, ya que no existe un tratamiento que ataque directamente el virus que causa la enfermedad. Cabe destacar, que no en todos los casos se recomendará la administración de antibióticos.

Todo sobre Calidad de Vida

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.