MegadenunciasEscríbenos aquí
La curiosa historia de la palabra que no se puede escribir pero sí pronunciar

La curiosa historia de la palabra que no se puede escribir pero sí pronunciar

  • Por Meganoticias

El idioma español está lleno de palabras diferentes para referirse a una misma cosa, cada país, posee sus propios modismos y acentos, lo que le agrega el "sazón" para diferenciar la forma de hablar de los países de habla hispana.

Pero, una palabra del castellano, que es muy utilizada dentro de las conversaciones frente a frente, pero a la hora de escribirla, entra la duda de cuál es la forma correcta.

Hace exactamente una década, el blog "Una arácnido, una camiseta", escribió una publicación acerca de una fenómeno literario del que, en ese entonces, no era muy relevante, o muy pocos se habían percatado.

La palabra que se puede decir pero no escribir

El imperativo de "salirle", es decir, cuando la forma verbal "sal", del verbo "salir", se combina con el pronombre dativo "le".

Si se ordenara a alguien salir a encontrar a otra persona, aludida con ese pronombre, resultaría una "singularidad ortográfica", debido a que la unión de estas dos palabras, da "Salle" (con yeísmo).

El portal Wikilengua, aseguró que la mejor manera de escribir el imperativo, era muy sencillo, solo bastaba con agregarle un guion para separar la forma verbal del dativo.

La RAE no lo aceptó

Sin embargo, el mismo año en que el blog revolucionó la escritura, las academias de la lengua española decidieron no validar el uso del guion.

La RAE, a través de una publicación de Business Insider, argumentó que recharazon el guión, ya que "nuestro sistema ortográfico no cuenta con recursos para representar la secuencia fónica consistente en la articulación de dos eles seguidas dentro de una palabra".

Dentro de las soluciones coloquiales más populares y más usadas, está el uso de un punto o un espacio para separarlas, agregarle un signo más, o unas comillas.

Ver cobertura completa

Leer más de