Álvaro Ballero y Ludmila Ksenofontova Instagram: @balleroa

"No la queremos en Chile": Ballero responde a mensajes xenófobos que recibió su esposa rusa Ludmila

  • Por Meganoticias

La recordada figura de televisión Álvaro Ballero expuso los crueles comentarios que ha recibido su esposa, Ludmila Ksenofontova, a raíz de la invasión que está realizando su país natal, Rusia, en contra de Ucrania.

Recordemos que Ksenofontova es rusa de nacimiento, patinadora sobre hielo de profesión, y formó una familia en Chile con Ballero hace más de 10 años, de la cual han nacido cuatro niños.

Ludmila solo una vez ha entregado declaraciones sobre lo que ocurre entre su país y Ucrania, condenando y pidiendo un cese al fuego.

No obstante, durante las últimas semanas ha recibido odiosos mensajes en su cuenta de Instagram, de parte de personas que le exigen que se vaya de Chile producto de su nacionalidad.

Revisa los mensajes que recibió Ludmila

 

Mensaje que recibió Ludmila Ksenofontova
Mensaje que recibió Ludmila Ksenofontova

 

 

Mensaje que recibió Ludmila Ksenofontova
Mensaje que recibió Ludmila Ksenofontova

 

La defensa de Ballero

Por lo anterior, Álvaro Ballero "golpeó la mesa" y pidió, a través de una publicación de la mencionada red social, un alto a quienes se tomaron la libertad de molestar a Ksenofontova, junto a una larga reflexión sobre las bondades que, de acuerdo a su conocimiento, tiene la sociedad rusa.

"Mi hijos tienen sangre rusa; Santino, Ivana, Vika y Milla son el resultado de la mezcla de dos culturas, tan distanciadas, pero parecidas a la vez, sí, parecidas. Los rus@s son fríos, pero se ven fríos, porque en el fondo son los mejores amigos, son fieles, directos, si te dicen que te van a ayudar a las 7 de la mañana, llegarán a las 6.40 AM", indicó en un comienzo.

Agregó que los rusos "nunca te preguntarán cuál es tu apellido, dónde estudiaste... No, nunca, ellos valoran los hechos, no lo superficial".

Luego, dirigiéndose a su esposa, expresó que "mi mujer, la persona más increíble, superior y humana que he conocido, es una amiga de las antiguas, esas que no te dejan; sus mejores amigas en Chile; una ucraniana y otra rusa; y no, no es pro Putin".

"Yo al igual que ustedes creía que eran malos, malos, como nos hicieron creer los gringos, pero no son así, claro que hay excepciones, pero mi familia, los Ksenofontovs son increíbles, de un tremendo corazón. No se queden con solo una versión de la verdad, NUNCA, por favor no promovamos el odio sin sentido", concluyó.

Revisa la publicación 

Todo sobre Famosos chilenos