Caso hermanos de El Bosque: Los argumentos que buscan desacreditar posible enfermedad de acusado

Caso hermanos de El Bosque: Los argumentos que buscan desacreditar posible enfermedad de acusado

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

El pasado viernes, Fernando Behm del Campo, presunto homicida de los hermanos asesinados en la comuna de El Bosque, fue encontrado y capturado en una choza en el Cerro La Pincoya, comuna de Huechuraba.

En el lugar se encontró vestimenta para varios días, alimentos y celulares con al menos cinco chips para mantenerse comunicado.

Además, durante estos días, la madre del imputado confesó que su hijo tiene un trastorno mental, algo que ha sido descartado por la familia de las víctimas, sobre todo por el nivel de planificación del acusado.

Ese asesino no está enfermo. Un asesino no puede manipular cinco chips, no puede manejar dos teléfonos, no puede tener redes sociales. En realidad, ella (la madre del imputado) está mintiendo, está tapando a un asesino. Que diga la verdad”, dijo Álex Madrid, tío de Catalina y Rubén, los hermanos asesinados.

Peritaje a los celulares es clave

Los celulares que utilizó Fernando Behm durante los días que estuvo desaparecido, son clave en las pericias de la Policía de Investigaciones (PDI), ya que podrían determinar en qué lugares estuvo y con quién se comunicó el imputado.

“El no contestó celulares, no fue a trabajar. Ahora anda corriendo un audio que le mandó al primo o a un sobrino, despidiéndose de mi sobrina en el momento que la estaba matando”, comentó Sebastián Ubilla, otro tío de las víctimas.

"Le dan ataques de esquizofrenia"

Por su parte, la madre de Behm del Campo explicó que este hecho fue provocado por un trastorno mental que tiene el imputado desde su niñez.

“Sé que Fernando tiene problemas, que no se puede controlar cuando le dan los ataques de esquizofrenia. Mi hijo nunca había actuado así. Me queda claro que tal vez es el culpable de todo”, confesó la madre.

¿Cuándo una persona puede ser inimputable?

La familia de Catalina y Rubén pide el máximo rigor de la ley, pese a los eventuales problemas psiquiátricos que la madre del imputado acusa.

“(Si tiene problemas psiquiátricos) será internado mientras constituya un peligro para sí mismo o para las demás personas. Si eventualmente se recupera de su enfermedad mental, podría ser dejado en libertad”, explicó el abogado Sabas Chahuán.

“No es responsable una persona que está afectada psiquiátricamente, en términos de estar privada de razón y no saber las consecuencias que está haciendo o dejando de hacer”, agregó.