Mellizos de 16 años escapan de su madre y padrastro: Los mantenían esposados y les daba pan una o tres veces por semana

  • Por Meganoticias

Una jovencita de 16 años y su hermano mellizo lograron escapar de “la casa del terror” en Texas, Estados Unidos. Su madre, Zaikiya Duncan, de 40 años, y su esposo Jova Terrell, de 27, los torturaban continuamente, los mantenían desnudos y esposados en la lavandería.

Los hermanos mellizos estaban severamente desnutridos. Eran atados en sus tobillos, golpeados, quemados y obligados a tomar lejía y su orina, también debían comer sus heces. Huyeron de su casa en Cypress, Houston, y una vecina los acogió, informó New York Post.

La madre y el padrastro abandonaron la vivienda y fueron detenidos en su huida en Baton Rouge, Luisiana. Estaban junto a sus otros cinco hijos de 7, 10, 12 y los gemelos de 14 años, quienes fueron puestos bajo cuidado junto con los hermanos mellizos de 16 años que habían sido torturados por años.

¿Cómo huyeron los hermanos mellizos torturados?

Según documentos obtenidos por KHOU 11, los adolescentes maltratados por sus padres sólo comían de una a tres veces por semana. Su dieta consistía en pan de sándwich con mostaza, con mortadela o con condimentos. Las autoridades dijeron que estaban gravemente desnutridos cuando los encontraron.

Zaikiya Duncan y Jova Terrell les vertían lejía o limpiadores Lysol o Easy Off en sus gargantas “si hablaban demasiado”. También vaciaban lejía sobre sus genitales y les llegaron a quemar la piel, además de golpearlos con cables de extensión, barras de cortinas y otros postes de metal. Tampoco les permitían usar el baño ni tomar agua limpia.

En una oportunidad, drogaron al chico con 24 pastillas de Benadryl para que se durmiera, pero esto lo hizo convulsionar, publicó El Diario NY. Según documentos judiciales, los mellizos presentaban cortes, moretones y cicatrices en las muñecas y los tobillos, junto con otras partes del cuerpo.

Fue el joven quien encontró la llave de las esposas en la cartera de su madre. Se la escondió en la boca y luego pudo liberarse él y liberar a su hermana. Ambos salieron corriendo de la casa y tocaron varias puertas del vecindario en busca de ayuda y comida.

Eran las 5 de la mañana. Estaban hambrientos. Sus delgados cuerpos temblaban. No tenían camisas, ni calzado, ella llevaba una bolsa plástica para cubrir el torso.

"Estaban tan flacos y frágiles. Parecían haber pasado por mucho... Cuando lo ves en persona, simplemente llega a un nivel diferente. Es muy triste, es una avalancha de emociones... Simplemente no entiendes cómo los niños inocentes pasan por esto", declaró a KHOU 11 la vecina que los ayudó.

La mujer los alimentó, los envolvió en mantas y reportó el caso a las autoridades ese martes 25 de octubre. Los investigadores reportaron que Zaikiya Duncan tiene antecedentes por trato cruel a sus hijos menores.

La nota informa un proceso judicial en curso, por lo que los involucrados no deben ser considerados culpables hasta que la justicia lo determine.