Twitter

"Quiero justicia. La torturaron": A la adolescente asesinada por su "mejor amiga" le amarraron pesas a las piernas

  • Por Meganoticias

La tirotearon, le amarraron pesas en las piernas y la lanzaron al agua. Este es el primer resultado de las investigaciones que realiza la policía de Colombia sobre el asesinato de Mari Luna Giraldo Arango, la adolescente de 13 años cuyo cuerpo fue encontrado a orillas del río Cauca, Valle del Cauca.

Hasta ahora la principal señalada por este hecho es una amiga de la menor, a quien tenía poco tiempo de conocer y con quien planeaba verse en el municipio Ansermanuevo.

Luego de las primeras experticias se determinó que otras tres personas colaboraron con el crimen, pero se desconocen detalles e identidades.

A Mari Luna le amarraron pesas de cemento en las piernas

Tras hallar el cuerpo las autoridades iniciaron las averiguaciones y presentaron los resultados de los estudios médico forenses: la asesinaron de varios impactos de bala.

“En la necropsia identificaron que el cuerpo era de Mari Luna y que presentaba heridas por armas de fuego", dijo el comandante de la Policía de Valle del Cauca, Nelson David Parrador Mora.

"Estamos articulando esfuerzos bajo el liderazgo de la Fiscalía General de la Nación para esclarecer las circunstancias, el tiempo, móvil y lugar de este lamentable hecho y poner ante la justicia a las personas responsables para que respondan por este acto criminal", aseguró.

Asimismo, se conoció que los autores del crimen intentaron evitar que el cuerpo saliera a flote al amarrar a las piernas de la chica pesas de cemento para luego lanzarla al agua, según reseña Blu Radio.

"Ella no era una niña mala": Mamá de la adolescente asesinada

Por su parte, los familiares de la adolescente se mantienen desconsolados. La mamá de la víctima, Marisol Arango, solicitó diligencia en las investigaciones.

“Necesito que las autoridades me colaboren, porque no me han dado respuesta (sobre) qué fue lo que le hicieron a mi hija; se sabe que la encontraron con una pesa en los pies”.

“Yo necesito que me digan que van a empezar a trabajar en el caso, yo no quiero que otras madres vivan lo que yo estoy viviendo, quiero justicia, ella no era una niña mala ni ladrona, me la torturaron”, pidió en declaraciones a medios colombianos.

En medio de las protestas registradas en Valle del Cauca tras el horrendo crimen, las hermanas de Mari Luna también pidieron a los funcionarios policiales que se dé con el paradero de los responsables, pues el crimen no debe quedar impune.

“Tenemos una pérdida tan grande, queremos justicia y que paguen por este dolor tan grande que nos causaron. Que la muerte de mi hermana no quede impune”, expresó Diana Marcela García.

Leer más de