Hallan a bebé de cuatro meses en departamento donde sus padres habían muerto de una sobredosis Pexels referencial

Hallan a bebé de cuatro meses en departamento donde sus padres habían muerto de una sobredosis

  • Por Meganoticias

Una bebé de cuatro meses quedó huérfana luego que cinco personas, incluidas sus padres, fallecieran de sobredosis de drogas al interior de un departamento donde se llevaba a cabo una fiesta.

La pequeña, identificada como Aria Marquez, fue encontrada en el mismo departamento de la comunidad de North Range Crossings en Commerce City, Estados Unidos.

Cinco víctimas

Tres de las víctimas fueron identificadas como Karina Rodríguez, de 28 años y su marido, Sam Marquez, de 24, los padres de la bebé. El tercero fue identificado como Humberto Arroyo.

Las otras dos víctimas eran mujeres y, de acuerdo a las autoridades, murieron a causa de una sobredosis de fentanilo y cocaína. Estas dos últimas víctimas aún no se revelan sus identidades. Se encontró una sexta persona pero con vida. Se trataba de Cora Marquez, de 29 años, y tía de la menor.

“Una pesadilla”

Aria, la bebé de cuatro meses, fue entregada a los padres de Sam, quien aseguró que sus hijos eran “buenos niños. Realmente siento que es una pesadilla”.

Asimismo, cuenta que fue su hijastra la que entró al lugar porque su esposa estaba preocupada, ya que ninguno de sus hijos contestaba.

"Mi hijastra entró allí porque mi esposa estaba realmente preocupada. A los dos de la mañana seguían llamando y no respondían. Todos tienen teléfonos celulares, así que llamamos a sus teléfonos celulares, no respondieron. Entonces, Salina fue allí, la puerta estaba abierta, entró y todos estaban tirados en el suelo, hombre”, dijo en conversación con New York Post.

"Es el diablo"

Según el relato del padre, Salina encontró en buenas condiciones a la menor y que esta lloró cuando la vio ingresar a la habitación.

“La bebé no estaba llorando en absoluto, así que entró en la habitación, debe haber escuchado a Salina, y el bebé comenzó a llorar. Creo que tal vez había un ángel o alguien allí cuidándola”, asegura.

Finalmente, dice que su hijo adoraba a Aria y que Sam era “un buen tipo” y que el fentanilo se los llevó a los cinco. "La droga no es buena. Es el diablo. Se los llevó a los cinco".