MegadenunciasEscríbenos aquí
Joven queda en silla de ruedas tras caerle encima un hombre que se lanzó desde un tercer piso El Mundo
  • Mundo

Joven queda en silla de ruedas tras caerle encima un hombre que se lanzó desde un tercer piso

  • Por Meganoticias

En cuestión de segundos y sin darse cuenta la vida de Grace Spencer cambió para siempre hace tres años. Un "acto aleatorio", como ella le dice, la dejó en una silla de ruedas luego de que un hombre que se lanzó del tercer piso de un mall en Londres, Reino Unido, le cayera encima.

Cambio de vida

Eran las cuatro de la tarde del 17 de octubre de 2018 cuando la vida de Grace se cruzó con la de Amsumana Sillah Trawally. Ella se despedía de una amiga, mientras que él, bajo los efectos de la marihuana saltaba al vacío en el centro comercial y caía sobre la entonces estudiante de medicina.

"Recuerdo decirle adiós y, de repente, despertarme como si hubiese estado durmiendo, solo que no recordaba por qué... Lo sentía todo de lo más extraño, y de hecho me acuerdo de que no paraba de pensar en lo brillante y blanco que era el techo del centro comercial. Mi segundo pensamiento fue que no podía sentir mis piernas. Igualito que en una película", recuerda en conversación con el diario El Mundo.

 

"Yo no entendía nada, me parecía todo surrealista. La gente me rodeaba y me decía que llevaba ocho minutos inconsciente. En ese momento me di cuenta de que había alguien tumbado a mi lado", agrega Grace.

El impacto provocó que Grace se fracturara la vértebra T4 de su espalda, perdiendo la movilidad del esternón hacia abajo y quedando a sus 22 años confinada a una silla de ruedas. El hombre, en tanto, fue enviado a prisión bajo el cargo de lesiones corporales graves.

"Evité la autocompasión"

A pesar de que para Grace este "acto aleatorio" le provocó cambios en su forma de vivir, este no pudo quitarle el optimismo y el deseo de seguir adelante con sus planes de vida.

"Sentí que me habían metido en una cajita muy pequeña y que tenía que vivir una vida muy reducida... Hay quien nos ve a los discapacitados como algo trágico, como si no pudiésemos ser felices y llevásemos una vida supercomplicada. Es duro ver que la gente siente pena por ti cuando tú no la sientes por ti misma", cuestiona.

Por su parte, ella se tomó de una forma completamente distinta de lo que le pasó. "Evité la autocompasión desde el primer momento, es un sentimiento que no te lleva a ninguna parte. Al principio sentí rabia, pero se me pasó pronto".

Con eso en mente, Grace siguió con sus estudios y hoy quiere especializarse en pediatría para tratar a niños con discapacidad. "Quiero hacerles ver, a ellos y a sus padres, que se puede tener una vida normal y feliz. Quitar esa idea trágica de que nos espera una vida gris o una vida de súper atletas. Podemos ser personas normales viviendo vidas normales", dice Grace Spencer.

Ver cobertura completa

Leer más de