Despiden a doctora de urgencias por hacer esperar a los pacientes mientras hacia la siesta Facebook
  • Mundo

Despiden a doctora de urgencias por hacer esperar a los pacientes mientras hacia la siesta

  • Por Meganoticias

Dormida y envuelta en una manta, así encontraron a Raisah Sawati, de 33 años, después de que sus colegas notaran que había desaparecido durante su guardia en el Hospital Fairfield, cerca de Bury, Greater Manchester, Inglaterra.

Un tribunal declaró culpable a la trabajadora de la medicina de mala conducta, deshonestidad y desempeño profesional deficiente.

De acuerdo con una nota publicada por The Sun, una enfermera estuvo buscándola y después de llamarla cuatro veces cada 10 minutos, no logró localizarla de inmediato; sin embargo, la halló acostada en el vestuario de mujeres arropada con una manta del hospital.

“Fue la primera vez que recuerdo que un médico había desaparecido en el departamento de urgencias”, afirmó la enfermera en una declaración al Servicio del Tribunal de Médicos.

No quiere perder su carrera

Raisah Sawati reconoció que está “conmocionada” por la pérdida de su carrera, por lo que apelará la decisión de despido.

Según el Daily Mail no es la primera irregularidad en su carrera. La doctora también le falló a un paciente que murió de insuficiencia respiratoria en un asilo de ancianos; exageró su papel en el tratamiento de un bebé que sufría un paro cardíaco; mintió a sus colegas sobre obtener tiempo para estudiar y sobre sus calificaciones durante una entrevista de trabajo.

Sawati, quien se graduó en 2012, fue vista tres años más tarde en una cama plegable de la sala de guardia en el Departamento de Anestesia con las luces apagadas.

"Me han tratado injustamente porque esta es mi carrera y soy una aprendiz”, declaró la joven, quien también aseveró que está enferma. “Mis problemas de salud son muy graves y, como se puede imaginar, ser médico es un trabajo bastante duro en términos de turnos”, alegó.

“Tenía mucho dolor y tuve que tomar un poco de paracetamol porque tenía dolor menstrual. Me senté para dejar que la medicación actuara porque apenas podía caminar porque tenía muchos calambres en la parte inferior del abdomen y en las piernas”, refirió.

Paul Raudnitz QC, del Consejo Médico General, indicó que la médica tiene "problemas de personalidad profundamente arraigados que no permiten remediarlos".

Leer más de