luz azul efecto negativos envejecimiento Shutterstock

Estudio evidencia dramático envejecimiento de moscas por la luz azul: ¿Ocurre el mismo daño en los humanos?

  • Por Monserrat Saavedra

La luz azul es la principal fuente de iluminación a la que estamos expuestos los seres humanos. Esta fuente de luz tiene ondas electromagnéticas cortas, pero de alta intensidad, utilizadas para fabricar productos LED, como las pantallas de celulares, tablets y televisores.

A pesar de su amplio y constante uso, los expertos desconocen el alcance de los daños que podrían producir estas a los humanos. Hasta ahora, se cree que la luz azul sería responsable de ciertos problemas a la vista o daños en el ciclo circadiano que regula el sueño.

Ahora, una reciente investigación de la Universidad de Oregón, en Estados Unidos, experimentó con moscas de la especie Drosophila melanogaster para conocer los efectos, a un nivel celular, de la constante exposición a esta fuente de luz, y sus resultados están lejos de ser alentadores. 

¿Qué le pasó a las moscas?

Luego de exponerlas por 10 y 14 días a enormes cantidades de luz azul, de una intensidad mucho mayor a la que vemos entre los humanos, las moscas desarrollaron daño a nivel celular. 

Específicamente, notaron una reducción de metabolitos, unas pequeñas moléculas que se producen dentro de las células. Este conteo podría significar que las células envejecen más rápido por la luz azul, lo que eventualmente deriva en efectos neurodegenerativos. 

 

Unsplash

 

Los efectos en los metabolitos también estarían directamente relacionados con la producción de energía dentro de las microscópicas estructuras.

"Nuestra investigación muestra que la exposición prolongada a la luz azul podría causar una reducción de la producción de energía en las mitocondrias, lo que es perjudicial para la salud celular", explicó a Medical News Today, el investigador y estudiante de doctorado de la Universidad Estatal de Oregón, Jun Yang.

¿Ocurre lo mismo con los humanos?

Para este tipo de trabajos, la elección de especies como las moscas Drosophila melanogaster, no es aleatorio. Esta especie de insecto, al igual que los ratones, comparte varios procesos de desarrollo celular con los humanos. 

A pesar de estas similitudes, no se puede garantizar que estos resultados puedan ser los mismos en los seres humanos. Pero este trabajo permite abrir una nueva línea de investigación para los futuros trabajos. 

Todo sobre Estudios científicos