El emprendimiento de Fernanda Ramírez que comenzó como una terapia tras su separación Mega

El emprendimiento de Fernanda Ramírez que comenzó como una terapia tras su separación

  • Por Meganoticias

Fernanda Ramírez, intérprete de Camila en Papá a la deriva, Augusta en Perdona Nuestros Pecados y Antonia en Pituca sin Lucas de Mega, ha reaparecido en las pantallas debido a la reemisión de las teleseries en que fue protagonista. Por eso, sus seguidores se han preguntado cómo luce en los últimos meses.

Algo que llamó la atención entre sus seguidores, es que tiene un emprendimiento con su pololo que consiste en cuidar y vender plantas. En entrevista con LUN, cuenta que la incentivó a tener este emprendimiento.

¿Cómo surgió este emprendimiento?

A la actriz siempre le han gustado las plantas pero, según cuenta  “cuando quedaba a cargo de una, por alguna razón, terminaba muriendo”. Sin embargo, hace dos años un suceso en su vida le permitió tener un mayor acercamiento hacia estas.

“Hace dos años me separé (del actor Francisco Dañobeitía) y caí en una depresión. Aparte de hacer una terapia convencional, comencé a cuidar plantas a modo de terapia paralela. Me empezó a gustar el tiempo y el cuidado que les dedicaba, el ritual de regalarlas y cortarles las partes muertas. Comencé a conocerlas y cultivarlas más y más. Como mis amigos me veían que estaban lindas me pedían que les vendiera y así partió la idea” resumió Ramírez.

No obstante, este emprendimiento comenzó oficialmente en plena pandemia, específicamente en mayo de este año. Decidió hacerlo  junto a su pareja, el cineasta Juan José Ramdohr, su cuñada, Andrea Ramdohr, y el pololo de ella. “Cada uno aporta desde sus conocimientos”, dijo.

La cuenta de Instagram que crearon funciona como un blog, ya que va contando la relación de la actriz con dichas plantas, y la página web, para mostrar los productos a la venta y sus respectivos precios, pero también tienen insumos para jardinear.

“En abril nos fuimos a la casa de mi mamá en Buin para estar más acompañados y poder tener más control sobre las plantas” explicó. Su madre les prestó un pedazo de terreno donde construyeron un invernadero con puertas y ventanas recicladas.

“Fue un mes de trabajo y costó porque es más difícil conseguir cosas en plena pandemia, recorrimos áreas rurales para encontrar materiales reciclables”, explicó sobre lo que fue su trabajo al comenzar con este emprendimiento.

La actriz indicó que les ha ido bien, y que siente que se mantendrá porque, según ella, la gente necesita conectarse con las plantas. Además declaró que su idea es que se convierta en un sostén de sus ingresos. Teniendo así dos tipos de ingresos, su trabajo en el área dramática y su actual negocio, explicando así que “a los actores a veces nos va muy bien y después no tanto”.

¿ Qué tan fundamentales fueron como terapia?

“Fueron fundamentales”, aseguró, explicando que cuando se termina un proceso largo, viene la etapa de reencontrarse con uno misma, y en este, “las plantas han sido mis mejores compañeras porque me han mostrado hacia donde quiero ir y la importancia de la tierra”.

Vivimos en un sistema híper apurado y con mucha presión por alcanzar el éxito. Las plantas han enseñado a disfrutar más el presente” señaló.