"No sé qué hacer": Taxista quería la casa de sus sueños y terminó con su terreno tomado en Puchuncaví

"Compramos esto con el sueño de la vivienda propia", expresó Manuel Alexis Carrasco, de 32 años, dueño de un terreno ubicado en el sector alto de Ventanas, en la comuna de Puchuncaví, región de Valparaíso.

El hombre, que trabaja como taxista, ha vivido toda la vida en la comuna de Pudahuel. Sin embargo, en la pandemia, y producto de su esfuerzo, compró este terreno rural, ya que a fin de año debe devolver la casa que arrienda en Santiago.

Al momento de iniciar su nuevo proyecto de vida en el litoral, se encontró con la sorpresa de que el terreno que había adquirido estaba tomado por otras personas, en específico, por familias chilenas y una argentina.

"El sueño mío es venirme a vivir acá"

Manuel, en conversación con el matinal "Mucho Gusto", explicó que hay cuatro personas en el terreno que tienen cabañas y también existe una quinta persona, hijo de una vecina, que le está cobrando por un cierre que llevó a cabo en el lugar.

"La respuesta de dos de las personas es que ellos viven ahí y que no tienen donde ir. Yo tampoco tengo dónde vivir porque ahora me están pidiendo la casa que arriendo. Ya no sé qué hacer", sostuvo.

En este sentido, aclaró que "con mi pareja nos compramos este terreno con el fin de irnos a vivir allá, cambiar de vida, algo más sano. Santiago está tan peligroso... Todo va de la mano, entonces, no sé qué hacer... Las lucas (plata) no alcanzan".

 

Mucho Gusto
Mucho Gusto

 

La denuncia en Carabineros

Manuel afirmó que hace meses que realizó la denuncia en Carabineros, pero la tramitación no ha avanzado. A partir de allí, ha manifestado en distintas ocasiones que no está interesado en vender su terreno, puesto que pretende rehacer su vida allí.

Sin embargo, esta no es la única preocupación del taxista. Y es que esto también ha generado una preocupación adicional respecto a la seguridad: "Si es que me llegasen a entregar mi terreno, quedas con el miedo. No puedes salir para ningún lado porque te lo pueden tomar nuevamente", sostuvo.

Por último, el afectado recalcó que las personas que se tomaron el sector tampoco pretenden negociar o llevar a cabo una compra. No obstante, volvió a dejar en claro que "yo pretendo habitar. El sueño mío es venirme a vivir acá, yo con ese fin compré".

La explicación de un abogado

El abogado Juan Pablo López afirmó que este delito se ha incrementado un 700% durante este último año y que los involucrados "son verdaderas bandas que se dedican a vender estos terrenos que están desocupados y los toman".

"El problema que hoy día ocurre es que ese delito, entre comillas, tiene solamente aparejada una multa, que son entre $300 mil u $800 mil después de dos o tres años de juicio", aclaró el letrado.

Por último, y en cuanto al 'modus operandi', López remarcó que estas bandas dedicadas a la toma de terrenos o viviendas "buscan, particularmente, en el litoral chileno estas propiedades que están desocupadas. Van, juntan un grupo de gente, y se lo venden en muy bajo precio, dos o tres millones de pesos. La gente, dentro de su ignorancia y necesidad de tener un lugar donde vivir, compra esa casa".

Todo sobre Mucho Gusto