Pablo Chill-E queda libre tras ser formalizado por supuestas amenazas de muerte contra vecino Instagram

Pablo Chill-E queda libre tras ser formalizado por supuestas amenazas de muerte contra vecino

  • Por ATON

¿Qué pasó?

El cantante chileno Pablo Chill-E fue formalizado este miércoles tras ser detenido el pasado martes, por una supuesta amenaza de muerte en contra de un vecino en un inmueble de la comuna de Calera de Tango, Región Metropolitana.

Tras la audiencia de esta jornada, el juez determinó la libertad del artista con la medida cautelar de prohibición de acercarse a la víctima, que lo denunció de haberlo amenazado e intimidado con un arma de fuego.

El caso

El hecho habría ocurrido en una propiedad ubicada en Camino Lonquén, cuando el artista estaba buscando a su perro de raza pitbull que se le había perdido. Fue en ese momento que se pasó a la casa colindante, donde encontró a su animal peleando con el can del vecino.

El dueño de casa, un hombre de 44 años, llegó al lugar e intentó separar a los perros amenazando al pitbull de lanzarle una piedra. Fue en ese momento que el cantante se enojó y habría amenazado de muerte a su vecino, intimidándolo con un arma de fuego.

Fue por eso que el dueño de casa realizó la denuncia ante Carabineros, que detuvo al artista durante la tarde del martes, siendo trasladado a la subcomisaría de Calera de Tango.

"Nunca hubo un arma de fuego"

Tras ser dejado en libertad, Pablo Chill-E habló con Canal 13 y narró su versión, asegurando que "nunca hubo arma de fuego".

"Él iba a venir con así un peñasco, yo quería defender a mi perro porque siempre se me escapa y siempre había problemas con que se agarraban los perros y eso fue lo que pasó, pero esta vez el 'hueón' [sic] vino con una piedra y con esa piedra lo hubiera matado a mi perro y yo me puse encima y después le dije que le iba a pegar y como yo soy famoso, él dijo que yo salí con una pistola y que lo había amenazado de muerte, pero todo eso es mentira", afirmó.

Agregó que "yo siempre he cuidado a mi perro, y no se me escapó a mí, se le escapó a mi amigo y fue sin querer porque justo íbamos saliendo, antes ya se había escapado y por eso había problemas".

Diego Rojas, abogado del cantante, indicó que "el arma nunca apareció, nunca existió, esa es la verdad (...) Nosotros solicitamos que pidieran acceder a una entrada y registro voluntario, lo cual hizo la policía, entrando a la casa de Pablo, no encontrándose esta arma. Entonces como defensa lo desmentimos absolutamente y de manera categórica".

La nota informa un proceso judicial en curso, por lo que los involucrados no deben ser considerados culpables hasta que la justicia lo determine.

Leer más de