Las contradicciones del Gobierno en la condonación del CAE: ¿Para todos o los que están más al día? Aton

Las contradicciones del Gobierno en la condonación del CAE: ¿Para todos o los que están más al día?

  • Por Mega Investiga

Mega Investiga

La condonación de la deuda del Crédito con Aval del Estado (CAE) es un tema que preocupa a miles de personas que mantienen impagas sus deudas educacionales. Más aún, cuando desde el Gobierno existen distintas versiones sobre a quiénes finalmente les va a beneficiar esa promesa de campaña del Presidente Gabriel Boric.

De acuerdo a la fundación Acción Educar, la promesa de campaña de condonación universal ha tenido “efectos perversos significativos en el comportamiento de pago de los actuales deudores del CAE” y cerca de 80.000 deudores dejaron de pagar desde entonces su deuda, lo que equivale a un aumento del 300% respecto del trimestre anterior a la elección.

De hecho, el aumento de la tasa de morosidad del CAE pasó de 52% al 61%, según Acción Educar, que dirige Daniel Rodríguez. Un salto sin precedentes en el lapso de análisis e incluso considerando el periodo del estallido social y la pandemia del Covid-19.

Ministro de Educación: “Condonación para todos”

El ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, en entrevista con El Mercurio aseguró que el Gobierno avanza en una iniciativa para condonar la deuda del Crédito con Aval del Estado, pero en todo caso aseguró que la condonación “será un mecanismo paulatino y progresivo y para todos”.

Sus palabras coinciden con lo que indica el programa presidencial de Boric: “Proponemos la condonación universal de las deudas educativas a través de un esquema de pagos a largo plazo por parte del Estado, donde la gradualidad sea soportada por las instituciones financieras y no por las personas endeudadas. Pondremos fin al CAE y crearemos un nuevo sistema único de créditos que será transitorio, hasta alcanzar la gratuidad universal. Será público, solidario, sin interés, sin participación de los bancos y no reproducirá los abusos del CAE”.

Los dichos del titular de Educación, en todo caso, no se ajustan a lo que plantearon el Presidente Gabriel Boric, ni el ministro de Hacienda, Mario Marcel.

Presidente Boric: “Los que estén al día”

A comienzos de mayo, el Presidente Gabrie Boric se mostró dispuesto a cumplir su promesa de campaña sobre condonar la deuda del CAE, pero matizó en quiénes serán los beneficiados. “Vamos a avanzar en la condonación progresiva del CAE, por cierto, generando incentivos para continuar su pago... porque si uno hiciera lo contrario todos dejarían de pagar, y acá los que van a tener condonación son justamente los que tengan más al día”.

Estas últimas palabras difieren de lo dicho recientemente por su ministro de Educación en el sentido que el beneficio sería para todos.

"Para poder condonar esas deudas, tenemos que hacerlo de manera progresiva, y ahí hay criterios de justicia, en el sentido que no todos los deudores son iguales. Hay deudores que podrán tener ingresos más altos que otros, habrán deudores que no terminaron su carrera, habrán deudores que tengan un porcentaje de pago más alto de otros que no tienen ningún porcentaje de pago", sostuvo el mandatario haciendo una clasificación de los deudores.

Ministro de Hacienda: “No será fácil” 

Hacer desaparecer la “mochila” del endeudamiento estudiantil no será fácil, a juicio del ministro de Hacienda, Mario Marcel, dado que la deuda por el CAE asciende a $8 mil millones de dólares y el “espacio” para el presupuesto del 2023 “es algo” de $6 mil millones de dólares.

Marcel indicó que la condonación del CAE debe ser implementado con cierta gradualidad, definiendo ciertas prioridades y teniendo su propio financiamiento”.

El dueño de la billetera fiscal tiene la esperanza de ir pagando la deuda estudiantil con parte de lo que recaude la reforma tributaria, pero esa es una apuesta grande, ya que aún no ha sido presentada. El objetivo es que los cambios tributarios logren recaudar ingresos adicionales por 5% del PIB en cuatro años. Pero los deseos chocan con la realidad, pues durante el segundo Gobierno de Michelle Bachelet, la reforma tributaria recaudaría 3 puntos del PIB, y finalmente, según la Dirección de Presupuestos, sólo alcanzó el 1,6% del PIB.

Estamos claros que es un compromiso del Gobierno, pero tenemos que hacerlo de una manera ordenada, sostenible y que no se haga a costa de otras prioridades de políticas que son muy importantes”, recalcó el titular de Hacienda