Otro efecto de la pandemia: Han aumentado los robos violentos en los almacenes de barrio

Otro efecto de la pandemia: Han aumentado los robos violentos en los almacenes de barrio

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

Los almacenes de barrio siempre han cumplido un importante rol en el abastecimiento de los hogares, más aún desde que comenzó la pandemia. Sin embargo, hoy estos locales comerciales han quedado en la mira de las bandas delictuales. 

En un nuevo reportaje de "Modus Operandi" de Meganoticias, conocimos el testimonio de las víctimas, además de imágenes que grafican la violencia que viven los comerciantes en distintas comunas del país. 

Delincuentes rompieron una reja

Era una noche tranquila en Estación Central, cuando Sebastián Miranda fue alertado de un robo en su local cerca de las cuatro y media de la mañana.

En esa ocasión, las cámaras de seguridad registraron el momento en que dos sujetos enganchan la reja del almacén a una camioneta, para luego arrancarla y así acceder al local.

Durante cinco minutos, un total de cuatro individuos permanecieron al interior del recinto revisando todos los rincones en búsqueda de mercadería de gran valor y la recaudación del día. 

"Uno va directamente a la bodega, los otros se dispersan por el local. Una vez que el tipo que estaba en la bodega detecta que allá están los cigarrillos, llama a los demás, se van dos más hacia allá. Al final 3 personas empiezan a sacar cosas, cigarrillos y cajas de trago de la bodega", comentó Sebastián. 

Violento robo en perfumería

En tanto, un violento robo tuvo lugar en la comuna de Pudahuel, cerca de la hora del toque de queda en ese entonces. Por las cámaras de seguridad es posible apreciar cómo un auto se estaciona afuera del recinto y varios encapuchados ingresan haciéndose pasar por clientes. 

"Ese día llegaron, fueron 6 tipos. Yo creo que no tenían más de 18 años. Violentísimos", expresó Daisy Ortiz, vendedora de la perfumería.

"Entraron, me tenían encañonada detrás de esa isla, atrás, arrodillada. Sólo me pedían las cosas, ellos venían puntualmente a algo. Como que sabían dónde estaba esto, esto y esto. Y quiénes estaban acá... yo creo que esto estaba todo estudiado", agregó.  

Los delincuentes exigieron violentamente la entrega del dinero y caja fuerte. Revisaron todos los cajones en búsqueda de más artículos de valor e incluso desmontaron la gaveta de los cigarros. Además, amenazaron a Daisy con que si no abría las vitrinas, le dispararían. Sin embargo, la vendedora no tenía las llaves, por lo que los sujetos se pusieron más violentos. Finalmente, rompieron las vitrinas y arrasaron con todo lo que había en su interior. 

"En ese momento yo no pensé en nada, me bloqueé totalmente. Yo no sabía qué hacer, después de eso, dije ya 'templanza, porque o sino aquí me matan'".

"Se robaron como 5 millones de pesos, que fue plata en efectivo de Caja Vecina, de la recaudación de Servipag y de las especies que se robaron", señaló Juan Carlos Gaete, dueño de la perfumería.

Afortunadamente, gracias a la información entregada por las víctimas y testigos, se logró la detención de dos de los participantes del asalto.

Locatario fue víctima de robo por segunda vez

Otro robo tuvo lugar en Pudahuel durante la pandemia. Un locatario fue víctima de delincuentes por segunda vez, cuando cerca de las 14:00 horas dos individuos ingresaron a su almacén haciéndose pasar por clientes, un modus operandi bastante común. 

"Cuando ingresaron, me llamaron mucho la atención, porque venían con jockey, con lentes oscuros. El tipo, lo primero que hizo, fue ponerme la pistola en la cara y ahí ya me dio vuelta, me empezó a apuntar con la pistola en el cuello, en la espalda, me pegaba con la pistola en la espalda", expuso Rodrigo Vergara, dueño del almacén. 

"Yo creo que ellos ya habían revisado el local, habían visto dónde podíamos estar y los horarios en los que no había gente, porque justo en ese horario no entró nadie", agregó. 

El encerrarse en los locales con rejas y prohibir que los clientes entren, aunque dé una mayor sensación de seguridad, también tiene otras consecuencias, que afectan la naturaleza de sus negocios: no pueden lucir su mercadería y eso perjudica las ventas, además de generar una distancia con el público. 

¿Qué dicen los expertos?

La socióloga, experta en seguridad ciudadana y futura jefa de asesores del gobierno de Gabriel Boric, Lucía Dammert, señaló que "los locales de venta en algunos territorios están en lugares abandonados por la presencia policial y, muchas veces, tampoco hay presencia municipal. Entonces casi como que se tienen que defender solos".

"La inseguridad no es sólo una sensación de quienes han vivido eventos de violencia. Locatarios que han sufrido otro tipo de delitos en sus negocios, también deben enfrentarse a las secuelas que deja la delincuencia", agregó. 

Además, aseguró que lo correcto es no resistirse. "Yo creo que cuando uno es víctima de un delito y está frente a una persona que uno no sabe si está armada, si está bajo la influencia del consumo de drogas o alcohol, no tiene que enfrentarse en ningún caso al delincuente, en ningún caso". 

En tanto, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Ricardo Mewes, indicó que los delincuentes son "gente que está realmente organizada para eso y que ha visto con anticipación qué local asaltar y eso, además, produce una inquietud gigantesca, no solamente en el dueño del local, sino en sus trabajadores. No sabe si cuando llega a trabajar va a ser víctima de un acto de violencia".