Polémica por cerco instalado en una playa en Llanquihue: juez atribuye molestias a

Polémica por cerco instalado en una playa en Llanquihue: juez atribuye molestias a "ignorancia y envidia"

  • Por Meganoticias

Polémica ha causado recientemente las denuncias realizadas en torno a quienes limitan o que simplemente bloquean el acceso a las playas de nuestro país, acción que está prohibida y que de efectuarse por alguna persona o privado, arriesgaría una multa entre las 10 y 100 UTM (entre $500 mil y $5 millones).

Ahora, algunos de los dueños de las propiedades que se encuentran ubicadas en la playa Ensenada extendieron sus cercos hacia terrenos que bordean el Lago Llanquihue, de la Región de Los Lagos, situación que ha generado molestia entre los vecinos de ese sector.

Entre los propietarios se encuentra un conocido juez de aquella zona, que se niega a quitar el enrejado que construyó a la orilla del lago.

¿Qué dijo el juez?

En conversación con el matinal Mucho Gusto, el juez de policía local, Fernando Yermany, señaló que "lo primero que tengo que decir es que esto no tiene nada que ver con acceso a las playas. En Ensenada hay cuatro accesos públicos en las playas y que la gente pacíficamente los ocupa e incluso están señalizados. Este es un problema del ancho de la playa, nada más".

"El cerco que yo puse, que no fui el único, sino que somos cinco vecinos, se debe a la cortesía del volcán Calbuco. El 2015 entró en erupción y arrojó una gran cantidad de cenizas y material al Lago Llanquihue. Por las corrientes del lago, todos los materiales fueron a dar a la playa y está permanentemente arrojando arena y creciendo el ancho de la playa", sostuvo el juez.

Yermany indicó que "esto no tiene nada que ver con los accesos a la playa, los accesos están libres, incluso, hay uno que era tan ancho que entraban con vehículos a la playa".

"A mí nadie me ha reprochado el asunto del cerco. Me han dañado (el cerco) pero nadie me ha ido a hablar o me ha preguntado... No he tenido ocasión de dar explicaciones a nadie... Que yo sepa, a los otros cuatro vecinos que pusieron el cerco tampoco les han ido a preguntar", aseguró el juez.

La explicación legal del juez

En cuanto esta la polémica, el juez dio a conocer una explicación relacionada con el ámbito legal, que habría permitido poder hacer crecer el terreno de las propiedades, la cual plantea que si la línea del lago se corre, la propiedad también.

"La gente no conoce estas cosas legales. Si yo colindaba con el lago de acuerdo a mi título, igual que los vecinos, por qué yo ahora voy a dejar de colindar con el lago", expresó Yermany.

Dicho esto, preguntó: "¿Cuál es el daño al bien común? La playa está donde está, se corrió y punto. La playa sigue existiendo igual".

Respecto a la molestia de la gente por la instalación del cerco, el juez indicó que eso responde "básicamente a ignorancia y en parte a envidia, no me cabe ninguna duda".

¿Qué dijo el ministro de Bienes Nacionales?

El ministro de Bienes Nacionales, Julio Isamit, se sumó a la conversación y detalló que "la ley efectivamente considera la posibilidad de que alguien que es dueño de un terreno pueda agrandar su terreno, porque se retiraron las aguas o se desvió el curso de un río, hay un derecho a hacer eso, el punto es que no es llegar y hacerlo".

"Hay que ver si el terreno de playa se corrió. La playa no es la arena, es el terreno que usa y desocupa el agua", comentó el secretario de Estado.

No obstante, Isamit dejó en claro que esto "no lo hace uno. Se corrió o no se corrió la playa, no lo determina el dueño del terreno, sino que la Armada con un procedimiento en el cual colabora el Ministerio de Bienes Nacionales... El punto es que la medición tiene que ser un procedimiento objetivo".

"Aquí hay una parte que yo veo que hay un derecho para hacer lo que está tratando de hacer, pero no es la forma en que se hace, la forma tiene un procedimiento. La Armada con Bienes Nacionales tiene que fijar la línea máxima para saber hasta dónde llega la playa", agregó el ministro.