MegadenunciasEscríbenos aquí
Agencia UNO

"Me voy como si hubiese robado": militar es dado de baja por sobrepeso pero Corte Suprema ordena nueva evaluación

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

La Corte Suprema acogió un recurso de protección y ordenó una nueva evaluación de salud para el suboficial del Ejército Leonel Campos, quien fue dado de baja por sobrepeso.

Actuar desproporcionado

La sentencia estableció un actuar desproporcionado de la institución al no considerar que el uniformado bajó 9 kilos de los 12 de sobrepeso que tenía.

Según el documento, el 25 de marzo de 2019 la Comisión de Sanidad le ordenó a Campos bajar 12 kilos en un año, es decir, uno por mes, sin embargo, fue notificado el 1 de octubre. Posteriormente, al ser evaluado el 9 de marzo de 2020, había bajado 9 kilos en cinco meses.

No obstante esta baja de peso, el informe dispuso que el suboficial es “no apto” para continuar en la institución por padecer una enfermedad curable y con un estado de salud no compatible con la función militar a desempeñar, lo que le impide el ejercicio de la profesión militar.

El fallo deja de manifiesto que el hecho de que el uniformado haya perdido 9 kilos en cinco meses y que su situación de salud haya sido catalogada de “curable”, “hace parecer el acto impugnado como carente de proporcionalidad y justificación.

Agrega que se trata de un “comportamiento arbitrario que atenta contra la garantía de igualdad ante la ley”.

“Me voy como si hubiese robado”

Leonel Campos tiene 53 años y comenzó su carrera en la institución en 1987 y desde 2014 cumplía funciones administrativas. Además, el 31 de diciembre de este año cumplía 35 años de servicio, la máxima permanencia permitida, sin embargo, faltando tres meses para eso fue desvinculado.

“Ya no soy un lolo, tengo 34 años de servicio, pero soy paracaidista, me desempeñé en todas las funciones del Ejército, estuve en tropas y unidades como Peldehue”, señaló.

Respecto al día en que lo desvincularon, recordó que ese 15 de septiembre de este año “la oficial de personal junto al comandante de la unidad me llama a la oficina y me leen una resolución donde se resolvía mi desvinculación inmediata, pero al ser la causa una enfermedad curable, tenía hasta tres años para solicitar el trámite de reincorporación, pero en mi caso eso es imposible porque no puedo seguir después del 31 de diciembre”, consignó LUN.

“Me echaron, tuve que sacar mi cajita con mis cosas de la oficina ese día”, manifestó Campos, quien además perdió su feriado legal, le cesaron parte de su sueldo y le pidieron al vivienda fiscal.

“En los últimos cuatro años he estado en lista número 1 de calificaciones. Esto mancha mi retiro, yo debería haberme ido con ceremonia de despedida, con mi madre acompañándome. Son 35 años en que he hecho una brillante carrera en el Ejército. En el 2014 dejé mis estudios de pedagogía en Historia en la universidad por la destinación a Punta Arenas”, expresó.

“Me voy como si hubiese robado, estoy muy dolido. Yo no evado la responsabilidad porque uno igual tiene que cuidarse, pero una condromalacia en la rodilla hizo que bajara la actividad física. Acá me dejaron solo, no me dieron las directrices para abordar el problema”, concluyó.

"Debe ser reincorporado"

Fernando Álvarez, abogado del suboficial, explicó que “este fallo significa que debe dejarse sin efecto todo lo relacionado con lo que se desprende del informe de sanidad hasta que no se tenga el resultado de una nueva evaluación, por lo tanto, debe ser reincorporado al Ejército”, pero que no debe volver a trabajar, ya que “tenía un proceso de retiro que estaba en curso, por lo tanto, en la actualidad él debería estar haciendo uso de su feriado legal”.

Leer más de