MegadenunciasEscríbenos aquí
A 13 años de los crímenes de Meganoticias.cl

A 13 años de los crímenes de "La Quintrala": La historia de la mujer que mandó a matar a toda su familia

  • Por Meganoticias

Narcisista y con personalidad paranoide; esas fueron las características psiquiátricas que entregó el Servicio Médico Legal (SML) sobre María del Pilar Pérez López, más conocida como "La Quintrala".

La arquitecta fue condenada en 2011 a presidio perpetuo calificado (40 años sin beneficios), tras haber sido declarada autora intelectual del asesinato de tres personas: su exmarido, el novio de su exmarido y la pareja de su sobrina.

La mente detrás de los crímenes

El 4 de noviembre de 2008, hace ya 13 años, el economista Diego Schmidt-Hebbel Nehus, de 25 años, murió tras recibir un disparo luego de un forcejeo en las afueras de la casa de novia en Providencia.

Seis meses antes, exactamente el 23 de abril, Francisco Zamorano y su pareja, Héctor Arévalo, fueron asesinados en el llamado doble homicidio de calle Infante.

Al comienzo, estos crímenes parecían hechos aislados, pero horas más tarde del deceso de Diego, el sicario detrás de estos homicidios, reveló que todos habían sido ideados por la misma persona: María del Pilar Pérez López.

Crimen de Diego Schmidt-Hebbel

La mañana del 4 de noviembre de 2008, Diego Schmidt-Hebbel Nehus llegó hasta la casa de su novia María Belén Molina Pérez (sobrina de "La Quintrala"), ubicada en calle Seminario en la comuna de Providencia.

En el lugar, un hombre que presuntamente quería entrar a robar a la vivienda, disparó contra el joven economista, quien horas más tarde falleció.

 

Diego y su novia.
Diego y su novia María Belén.

 

Gracias al relato de testigos, quienes anotaron la patente del vehículo en que se trasladaba el presunto asesino, esa misma noche, la Policía de Investigaciones (PDI) detuvo a José Ruz Rodríguez, quien confesó el crimen y le pidió perdón a la familia de la víctima.

El autor material del asesinato reveló que había sido contratado por María del Pilar Pérez para cometer el acto criminal.

Días después, Ruz declaró ante la Justicia cómo ocurrieron los hechos. Cuando Diego tocó el timbre, Ruz se puso al lado. "Sonó el tac de la puerta y yo saqué la pistola del banano y cuando abrieron la puerta, los empujé hacia adentro. Ahí comenzó el forcejeo. Yo nunca hablé, él tampoco. La niña gritaba. La pistola estaba en mi mano y en el forcejeo se salieron dos tiros y uno le dio", agregó Ruz, según consigna La Tercera

 

José Ruz (Foto: The Clinic).

 

La Fiscalía determinó que Pérez contrató al sicario no sólo para matar a Diego, sino que también para asesinar a su madre, María Aurelia López, su hermana Gloria, su cuñado Agustín Molina, su sobrina Belén y al novio de ésta, Diego.

"El plan importante era matar a toda la familia: su madre; la hermana, el marido (su cuñado) y la sobrina, para quedarse con toda la herencia", contó el exfiscal Carlos Gajardo hace unos años en "Mucho Gusto".

"Ella tenía una ambición de dinero, y con la muerte de ellos se iba a quedar con todo, pero también había mucho resentimiento y odio acumulado por peleas familiares que la fueron dejando sola", agregó el exfiscal.

Crimen de su exmarido

El sicario José Ruz también confesó que, en abril de 2008, Pérez lo contrató para matar al exmarido de ella y padre de sus dos hijos, el arquitecto Francisco Zamorano, y a su pareja, el tecnólogo médico Héctor Arévalo.

Los hombres fueron asesinados con dos tiros en la nuca en su residencia ubicada en calle Infante.

Rocío Zamorano, hija de "La Quintrala" y de Francisco Zamorano, confesó que su padre pensaba que Pérez lo podía matar. "El temía por su vida. Me decía que, si la señora pudiera matarlo, lo haría", relató Rocío.

 

María del Pilar Pérez (foto: Emol)

 

Respecto a su madre, la joven indicó que "desde el día en que llegué a este mundo, esta señora se dedicó a hacerme la vida imposible", consignó Cooperativa

En tanto, Juan José Zamorano, hijo de "La Quintrala" y de Francisco Zamorano, comentó en el juicio que le avergonzaba ser hijo de María del Pilar Pérez y que siempre sospechó que su madre tenía relación con el crimen de su padre.

"Soy inocente de todos los cargos que se me imputan"

En el juicio oral contra María del Pilar Pérez y su sicario, en 2011, la mujer aseguró no tener relación con los crímenes.

"Soy inocente de todos los cargos que se me imputan", dijo "La Quintrala", según informó La Tercera en esa época. 

La mujer también añadió que ratificaba su "total y absoluta inocencia de los tres cargos que se me imputan. No tengo injerencia, ni participación alguna, directa ni indirectamente en ninguno de ellos".

Pese a lo que decía la mujer, la Justicia declaró que ella y el sicario eran los culpables de los tres crímenes. Fue por esto que María del Pilar Pérez y José Ruz, recibieron la pena de presidio perpetuo calificado.

La mujer fue condenada a dos cadenas perpetuas por robo con homicidio, parricidio y homicidio calificado, y debió pagar más de 900 millones de pesos por concepto de indemnización.

El exfiscal Vinko Fodich explicó a Emol que "como tiene dos presidios perpetuos, ella recién puede optar a la libertad condicional cuando cumpla 80 años" de prisión. De ese modo, en 70 años más, "La Quintrala" podría optar a este beneficio carcelario, lo que sería casi imposible, debido a su edad.

Actualmente, María del Pilar Pérez tiene 71 años y lleva más de 10 recluida. En 2018 se conoció que la mujer asiste a misa todos los domingos y que incluso fue parte del comité que organizó la visita que el Papa Francisco realizó al penal ese año. 

"La Quintrala" está recluida en el pabellón de custodia directa del Centro Penitenciario Femenino (CPF) de Santiago, donde comparte celda con mujeres que protagonizaron casos de conmoción pública y que requieren resguardo.

 

Jeanette Hernández, Johanna Hernández y Natalia Guerra.

 

En esa sección, María del Pilar Pérez vive con Jeanette Hernández, conocida por el crimen de sus hijos, los hermanos Rojo; con Johanna Hernández, la condenada por el crimen del profesor Nibaldo; y con Kimberly Medina, condenada por asesinar a su hijo el 2018 en Peñalolén.

En ese pabellón también vivió Natalia Guerra, la mujer que participó en el asesinato de su hijo en la “secta de Colliguay”.

Todo sobre Policial

Leer más de