Caso Antonia Barra: Imputado niega violación y abogado señala que acusación fue un invento

Caso Antonia Barra: Imputado niega violación y abogado señala que acusación fue un invento

  • Por Francisco Moreno y Carolina Acuña

"Justicia para Antonia" se llama el movimiento que busca no dejar impune la muerte de la estudiante universitaria que se quitó la vida y que acusó haber sido violada un mes antes en Pucón. El pasado 13 de octubre, Antonia Barra, a sus 20 años, terminó con su vida.

En el audio registrado un día antes de la muerte de la estudiante, grabado por su expareja sin que ella lo supiera, Antonia relata lo que habría sucedido aquel 18 de septiembre tras una fiesta en una discoteque en Pucón. 

Meganoticias Reportajes accedió a parte del relato judicial del único imputado en la causa: Martín Pradenas Dürr, de 28 años. 

"Como 30 minutos después, a más tardar a las 4 de la mañana, llegamos a la discoteque Sala Murano. Entramos y cada uno se queda con su partner de fiesta (...) Nos fuimos a la parte de la música electrónica que quedaba en el segundo piso en un sector pasado de la barra interior", contó Pradenas.

Allí se habría producido, según el imputado, el primer encuentro.  

"Yo había tomado un poco más, en algún momento voy a la barra y veo a Antonia. Ella estaba conversando con un joven al que ubico, no somos amigos, pero sí lo conozco (...) Ahí le mandé un mensaje a Antonia por Instagram, en el que le puse por lo que me acuerdo que estaba atrás en la barra y que dejara a ese weón. No tuve respuesta, volví a la parte de la barra. Antonia estaba sola y ahí me acerqué a hablar con ella. Antonia estaba frente a la barra", continúa el relato.

Pradenas sostiene que la conversación se generó en la barra de la discoteque.

"Ahí conversamos, no tengo tantos recuerdos de lo que hablamos, estábamos como afirmados de la barra. Conversamos de todo un poco, pero no recuerdo exactamente de qué, pero sí recuerdo que la invité a hacer un after en la cabaña donde nos estábamos quedando. Ella me dijo que sí, que su amiga ya se había ido y que apañaba. Un poco antes de esto, la fiesta había terminado así que nos dispusimos a irnos. Parece que me tomó el brazo".

Asegura que finalmente se fueron caminando. 

"Cuando me encontré con Antonia, ella estaba normal. Yo no la vi ebria, sí estaba prendida como en cualquier discoteque. Yo no la vi tomando, no compartí algún trago con ella, ni tampoco le compré algo. Ella podía conversar perfectamente", aseguró el imputado.

En otra parte de la declaración, Pradenas sostiene que estuvieron en la pieza entre 25 a 30 minutos con Antonia, y asegura que habrían tenido sexo oral. 

"Cuando nos vestimos, ella se puso su ropa, no se puso su polera, sino que mi polerón y se volvió a acostar y se tapó con el cubrecamas. Yo le insistí que fuéramos a compartir con mis amigas y ella nuevamente dijo que no", sostuvo.

Horas después, el imputado relata cómo fue la primera vez  que conversaron de lo sucedido a través de Instagram. 

"Antonia me dijo que no se acordaba de nada, que se sentía sucia; como que se hizo la desentendida de lo que había pasado entre nosotros. Le hice la aclaración de lo que había pasado; le dije que nos habíamos ido juntos, que ella siempre estuvo de acuerdo con todo lo que pasó. Antonia como que trató de acusarme de violación y yo le volví a aclarar diciéndole que todo lo que hicimos, lo hicimos juntos", señaló Pradenas.

En esa misma línea continuó: "Antonia me preguntó que quienes nos habían visto y le dije que fueron mis amigos, los que estaban en la cabaña. Esa conversación terminó donde ella me dijo que nos olvidáramos de lo que pasó, que no le contáramos a nadie y que si nos veíamos, yo no la saludara. Después me di cuenta que ella me bloqueó de su Instagram. Esos mensajes fueron en el trayecto de Pucón a Temuco".

El abogado defensor, Gaspar Calderón, arremete de forma tajante y sostiene que fue una relación sexual consentida y descartó la violación: "Yo creo que es una justificación", señaló el abogado a Meganoticias Reportajes.

Alejandro Guzmán, uno de los abogados de la familia de Antonia Barra, señala que "nos llama la atención que había una relación consentida, en relación a que las piezas de la investigación indican que eso no es así"

En tanto, la hipótesis del Ministerio Público es que hubo incapacidad de oponerse por parte de la víctima. 

Martín Pradenas también enfrenta otras acusaciones. Tras conocerse el caso de Antonia, aparecieron otras siete denuncias; seis por abuso sexual y una por violación.

"Son denuncias posteriores al fallecimiento de la víctima, que se dan desde el 2010 a la fecha. Al menos un delito es de violación además del de la víctima, el resto son abusos sexuales", dijo la fiscal Nelly Marabolí.  

Ante estas acusaciones, el abogado de Pradenas planteó que esas denuncias son producto de "una catarsis", y que éstas no existen. 

Martin Pradenas está libre y sigue siendo el único imputado en la causa, mientras la fiscalía ha sostenido que tomará una decisión una vez que concluyan las pericias. Hace unos días, la defensa de Pradenas presentó un recurso de protección por hostigamiento.