El antes y después de la casa tras la destrucción. Leicestershire Live
  • Mundo

Furioso albañil se venga de familia por no pago de arreglos de una casa y destruye todo

  • Por Meganoticias

Un albañil tomó una drástica decisión y decidió vengarse de una familia destruyendo una moderna casa en el lujoso barrio de Stoneygate de la ciudad de Leicester, Inglaterra, porque no le pagaron los montos económicos comprometidos para realizar el arreglo de la vivienda.

La zona, que se destaca por sus viviendas de fina arquitectura, amplias y enclavadas en el exclusivo sector, se ve ahora afectada por el estado de una construcción que está totalmente dañada y en ruinas.

Todo, por el accionar del trabajador, que se sintió traicionado y optó por deshacer violentamente el trabajo que había realizado en el lugar.

Se vengó y destruyó la casa por completo

Molesto con el dueño de la casa comprada en 475.000 libras esterlinas (casi 500 millones de pesos), el albañil destruyó su obra dejando el jardín delantero repleto de piedras, tierra y restos de la construcción.

Ante la situación, el propietario, cuyo nombre no trascendió, confirmó al medio Leicestershire Live que el conflicto se debió a que él y el trabajador tuvieron una disputa por motivos económicos.

"Compré la casa el año pasado. Queríamos una ampliación de dos plantas, un techo nuevo, cableado nuevo y, además, que fuera más ecológico. Desafortunadamente, elegí al peor constructor", declaró.

Según su versión, todo se registró meses después de iniciado el proyecto, cuando el albañil le solicitó una suma adicional de 3.500 libras esterlinas (3,5 millones de pesos) para trabajos extra, monto que fue negado por el dueño.

"Estaba de vacaciones cuando todo sucedió"

Ante el panorama, el albañil aprovechó que la familia se encontraba de vacaciones para tomar venganza y dejar la casa demolida.

El propietario aseguró que el ataque se desató el pasado martes, mientras estaban fuera de la ciudad.

"Me había ido de vacaciones y estaba a 200 millas cuando todo sucedió. Me comuniqué con la policía, que dijo que era una disputa y no un caso criminal", detalló.

Ahora el dueño intenta regresar al lugar para ver qué ocurrirá con el futuro de su casa, lo que se suma a la molestia de vecinos, ya que el ataque dejó la calle hecha un completo desastre.