¿Marte tuvo vida? Meteorito marciano contiene compuestos orgánicos únicos en su clase

Hace 11 años, en el desierto de Tissint, cercano a la frontera sur de Marruecos con Argelia, una bola de fuego cayó a vista y paciencia de impactados testigos. Se trató de la entrada a la atmósfera de una roca proveniente de Marte que, según una reciente investigación, contiene muestras de compuestos orgánicos.

Su composición permite conocer más detalles de los misterios del pasado del Planeta Rojo y la posibilidad de que, alguna vez, este haya albergado alguna forma de vida.

 

Museo de Historia Natural de Viena

 

¿Qué son los compuestos orgánicos?

Los compuestos orgánicos son algunas de las moléculas esenciales para las formas de vida en la Tierra. Corresponden a aquellas moléculas que contienen dos enlaces de carbono o carbono e hidrógeno, unidos con otros elementos clave, como son el nitrógeno o el oxígeno.

"Comprender los procesos y la secuencia de acontecimientos que dieron forma a esta rica abundancia orgánica revelará nuevos detalles sobre la habitabilidad de Marte y, potencialmente, sobre las reacciones que podrían conducir a la formación de vida", comentó en un comunicadoAndrew Steele, físico de la Institución Carnegie Science.

Dentro del meteorito de Tissint, los expertos descubrieron 5 compuestos orgánicos diferentes, pero el más llamativo, fue aquel formado por magnesio, nunca antes detectado en una de las 5 marcianas que han ingresado al planeta.

¿Son señales de vida?

 

Museo de Historia Natural de Viena

 

Si bien, en la Tierra son necesarios para formar vida, estos también pueden ser el resultado de otros procesos naturales no biológicos.

A pesar de su composición única, el meteorito de Tissint no reveló detalles certeros sobre la presencia de formas de vida orgánica, ya que ninguno de estos compuestos es considerado un biomarcador de vida claro.

En su publicación, los científicos detallan que dichos componentes podrían ser el resultado de las altas temperaturas y alta presión que reinaba en el manto antiguo de Marte, o la capa directamente bajo su superficie. 

Este tipo de descubrimientos permiten expandir los conocimientos sobre un planeta vecino que continúa siendo un gran misterio. 

"La cuestión de si —la vida— existió alguna vez en Marte es un tema de investigación muy candente que requiere un conocimiento más profundo del agua, las moléculas orgánicas y las superficies reactivas de nuestro planeta vecino", concluyó el autor principal de la publicación, Philippe Schmitt-Kopplin.

Todo sobre Astronomía

Leer más de