¿Eres de los que trasnocha? Estudio sugiere que tienes más probabilidades de padecer diabetes y problemas cardiacos

  • Por Monserrat Saavedra

¿Te has descrito como una persona que no se lleva bien con las mañanas? Es que no escuchas el despertador, te cuesta levantarte, y, por el contrario, durante la noche te activas y funcionas aún mejor. 

Si consideras que este es tu caso, entonces puede que tengas más probabilidades de ser diagnosticado con problemas médicos como diabetes tipo 2 y algunas enfermedades cardiacas, según las conclusiones de una nueva investigación.

Este trabajo, publicado el 19 de septiembre de este año, exploró los efectos que tiene en el cuerpo humano los cronotipos de sueño, clasificados en dos grupos: "early birds", madrugadores o quienes están alerta durante las primeras horas del día, y "night owls", que corresponde a las personas que se sienten más cómodas y despiertas durante la noche.

Así fue como determinaron que los mecanismos orgánicos de quienes duermen poco, los buenos para el trasnoche o "night owls", podrían aumentar el riesgo de ser diagnosticados con estas enfermedades.

¿Qué pasa cuando trasnocho?

Tras analizar a 27 individuos, los expertos descubrieron que quienes duermen poco almacenan y utilizan las grasas de manera diferente a los 24 "early birds" estudiados.

Mientras las personas que comienzan su jornada con las primeras horas de luz aprovechan eficientemente las fuentes de energía y queman glucosa durante el día, quienes se consideran "de la noche" almacenan más porcentaje de grasa porque no procesan tan eficientemente la glucosa.

"Las diferencias en el metabolismo de las grasas entre los 'madrugadores' y los 'noctámbulos' demuestran que el ritmo circadiano de nuestro cuerpo podría afectar a la forma en que nuestro organismo usa la insulina", explicó en un comunicado el doctor Steven Malin, profesor de la Universidad de Rutgers y autor principal de la publicación.

Estos procesos ocurrirían independientemente de la cantidad de ejercicio o dieta que tengan y estarían directamente relacionados con sus patrones de sueño.

¿Qué tiene que ver la diabetes?

La forma en que procesamos la glucosa es fundamental para evitar la diabetes tipo 2. Esta enfermedad comienza a presentarse cuando el organismo pierde sensibilidad y no libera la suficiente insulina para trasladarla del torrente sanguíneo a los órganos.

De hecho, tener resistencia a la insulina, te hace más vulnerable a ser diagnosticado con diabetes más adelante.

Todo sobre Salud

Todo sobre Estudios científicos