cancer de piel sintomas melanoma Shutterstock

Así es cómo puedes reconocer los diferentes tipos de cáncer de piel

  • Por Monserrat Saavedra

La piel es el órgano más grande que tenemos en el cuerpo, y uno bastante complejo. Está compuesta por diferentes capas de células que protegen y cuidan los tejidos interiores del organismo, y como cualquier otro órgano, diferentes problemas la pueden dañar. 

El cáncer de piel aparece con el crecimiento de células malignas en alguna de las diferentes capas de la piel, y dependiendo de las que sean afectadas, es el tipo de cáncer que se trata. 

Los más comunes son el cáncer de células basales y escamosas, ubicadas en la dos capas externas de la piel. Las escamosas son las que podemos ver todos los días porque conforman la dermis, mientras que las basales se encuentran inmediatamente bajo estas. 

Por otro lado, el cáncer de melanoma es más peligroso porque se puede propagar a otros órganos. Las células cancerígenas aparecen en los melanocitos, los productores de melanina o el pigmento natural de la piel. 

Indistintamente del tipo que se trate, el cáncer de piel es mayoritariamente provocado por la exposición a los fuertes rayos ultravioleta del sol o del solarium. Es por esto que la mejor estrategia para evitarlo es la protección con bloqueador solar. 

¿Cuáles son los síntomas del cáncer tipo melanoma?

Para detectar las células malignas de este tipo se debe estar muy atento a los lunares. La mayoría de estas manchas de color más oscuro se presentan desde el nacimiento, o aparecen durante los primeros años de vida, pero cuando repentinamente notas uno nuevo, o descubres cambios de forma o color, deberías consultar con un especialista. 

Desde la Sociedad Americana del Cáncer, explican los 5 criterios que debes evaluar para reconocer un lunar potencialmente peligroso con las letras del abecedario:

Asimetría: Notas una gran diferencia de forma o color entre las mitades del lunar. 

Borde: El límite del lunar lo notas irregular, poco definido, dentado o desigual.

Color: El lunar no tiene un color uniforme y puedes notar manchas más oscuras, rosadas, azules, rojas o blancas.

Diámetro: Si el lunar mide más de 6 milímetros de ancho, aunque debes tener en cuenta que un melanoma podría crecer en un lunar más pequeño.

Evolución: Si notas cambios en las diferentes características, como forma, color, tamaño y relieve del lunar. 

¿Y el cáncer en células basales?

Este tipo de cáncer suele crecer en los sitios más expuestos al sol, como la cabeza, cuello o rostro, pero no está limitado solo a estos. 

Se trata de un crecimiento que puede ser más frágil, que sangra mucho con los cortes y que queda como una herida que no se logra sanar. 

Desde la organización estadounidense para el cáncer explican que el cáncer de células basales se puede presentar como:

  • Zonas de la piel que se sienten firmes, como una cicatriz, pero de color pálido o amarillo.
  • Manchas rojas con relieve y picazón. 
  • Protuberancias de color rojo, rosado o translúcidas, que se ven con un acabado brillante y pueden tener áreas de color azul, negro o café más oscuro. 
  • Crecimientos de color rojo que pueden tener varios vasos sanguíneos pequeños. 
  • Úlceras o heridas que supuran líquido o parecen costra, recurrentes, y que parecen nunca sanar. 

¿Y en las escamosas?

Este tipo de cáncer tiene una apariencia similar a las basales, según la Sociedad Americana del Cáncer se puede ver como:

  • Crecimientos parecidos a verrugas.
  • Úlceras o heridas abiertas que no se curan, o que aparecen recurrentemente. 
  • Manchas rojas de color rojo y apariencia escamosa, que pueden sangrar o parecer costra. 
  • Crecimientos o protuberancias que pueden tener una depresión en el centro.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Cáncer

Todo sobre Salud

Leer más de