Imagen referencial Shutterstock

Estos son los síntomas que te indican que podrías tener gastroenteritis

  • Por Julio Donoso

Una de las formas más habituales en que se presenta un virus estomacal es la gastroenteritis, también conocida como gripe estomacal. Esta condición se genera por la inflamación de la membrana interna del intestino, luego de contraer un virus, parásitos o una bacteria.

Este cuadro es bastante común entre niños y bebés, quienes pueden padecerlo al menos una vez al año. En este grupo también puede representar una amenaza, ya que se pueden deshidratar.

De hecho, en el caso de niños y bebés, adultos mayores y personas con el sistema inmunitario comprometido, la gastroenteritis viral podría llegar a ser mortal si no se recibe la atención médica correspondiente a tiempo.

El tratamiento de la gastroenteritis debería poner especial atención en la rehidratación, así el cuerpo logra reponer los líquidos que se pierden. Para eso se debe tomar agua, aunque no tengas muchas ganas, o comprar bebidas especializadas suplementadas con electrólitos.

Para evitar la gastroenteritis, las vacunas contra el rotavirus podrían servir, pero la principal recomendación es mantener una buena higiene, con lavado frecuente de manos, especialmente al momento de manipular alimentos o comer.

¿Por qué me puede dar gastroenteritis?

La gastroenteritis se puede desarrollar luego de entrar en contacto con una persona que ya esté infectada, al compartir utensilios o alimentos.

En tanto, la otra forma de contraer la afección es mediante el consumo de alimentos, agua u otros líquidos que estén contaminados.

¿Cuáles son los síntomas de la gastroenteritis?

Dependiendo de cada paciente, los síntomas de la gastroenteritis se podrían presentar de formas variadas. Pero en todas el sistema afectado es el digestivo.

Según la Clínica Mayo, algunos de los principales síntomas de la gastroenteritis son los siguientes:

  • Diarrea acuosa, normalmente sin sangre. (Si la diarrea presenta sangre, podría ser una infección distinta y más compleja)
  • Náuseas y/o vómitos.
  • Dolores musculares o dolor de cabeza ocasional.
  • Fiebre baja.
  • Dolor y calambres estomacales.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Salud

Leer más de