Estudio despeja la duda sobre el supuesto nexo entre entre el consumo de huevos y problemas del corazón Foto de Rachael Gorjestani en Unsplash

Estudio despeja la duda sobre el supuesto nexo entre entre el consumo de huevos y problemas del corazón

  • Por Meganoticias

Mucho se ha dicho sobre la incidencia del consumo de huevos y los índices elevados de colesterol, pero tal parece que esta creencia no tiene un asidero científico.

Un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition refiere que no hay ninguna relación significativa entre el consumo de huevos y altos niveles de grasa en la sangre.

Por lo tanto, el riesgo de enfermedades cardiovasculares se origina mayoritariamente por otros hábitos de consumo.

“Este estudio es particularmente importante, ya que ha incluido a una población mucho más diversa que la de las investigaciones anteriores”, dice Juliet Gray, nutricionista británica.

Los organismos de consulta cardiovascular del Reino Unido coinciden en que el colesterol del huevo no tiene un efecto significativo sobre el riesgo de enfermedades coronarias, pero entonces ¿por qué la mala fama?

Tal parece que estudios pasados tomaban como referencia poblaciones más propensas a alimentarse mal, uniendo los huevos siempre con otros alimentos de alto contenido de grasas y calorías, lo que a la distancia arrojaba una mala reputación.

Una referencia fue realizada por el Population Health Research Institute, de la Universidad McMaster, de Canadá. Allí se realizaron datos a 177 mil personas de 50 países de todo el mundo, relacionando la asociación entre el consumo de huevos, los lípidos en sangre, la enfermedad cardiovascular y la mortalidad en poblaciones de bajos, medios y altos ingresos.

Los autores precisan que la contradictoria evidencia sobre el impacto del huevo en la enfermedad del corazón se ha basado en investigaciones realizadas en países de bajos ingresos.

Un informe de la Clínica Mayo reafirma que el nexo se debe a otras razones.

"Los alimentos que la gente suele comer con huevos, como el tocino, las salchichas y el jamón, pueden contribuir más a aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas que los huevos", se señaló.

La institución también advierte que cocinar los huevos en aceite o mantequilla puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas.

Para defensa de este producto natural, la Clínica Mayo indica que una persona sana puede consumir hasta siete huevos a la semana e, incluso, aconseja comer solo las claras para dietas bajas en colesterol.