Foto referencial.

¿Sufre de asma?: Conozca los factores que agravan esta condición

  • Por Patricia Pineda

La sensación de pecho apretado, tos crónica, ahogo y un ruido al respirar similar a un silbido, son algunos de los síntomas que experimentan quienes padecen asma, una enfermedad inflamatoria de la vía aérea que, si no es tratada correctamente, puede provocar serias complicaciones.

En nuestro país, entre el 5 y el 10% de la población vive con esta condición, que se agrava ante la presencia de algunos agentes desencadenantes, como humo de cigarro o la caspa de las mascotas, llegando incluso al deterioro irreversible de la función pulmonar.

MIRA TAMBIÉN: ¿Sufrir de endometriosis es sinónimo de infertilidad?

De acuerdo a la doctora María Teresa Parada, especialista broncopulmonar del Centro Respiratorio y Cirugía de Tórax de Clínica Las Condes, son muchas personas que aún desconocen la importancia que juega el ambiente en el manejo adecuado del asma, por lo que entrega un listado de elementos que podrían agravar esta condición:

- Contaminación ambiental: es uno de los principales desencadenantes de las crisis de asma, ya que produce inflamación de la vía aérea, aumento de secreciones y deterioro de la obstrucción bronquial, por eso se recomienda no realizar ejercicio exterior en días muy contaminados. Lamentablemente, esto es aún más complicado en nuestro país, ya que según los últimos estudios de la Organización Mundial de la Salud, Chile se ha posicionado como uno de los países líderes en los rankings de contaminación ambiental de Latinoamérica.

- Alergias: algunos elementos comunes como el polen de los árboles, el pasto o los ácaros de polvo provocan reacciones alérgicas en personas sensibilizadas a estos alérgenos, las que al poco tiempo generan una crisis de asma. Es más, puede que hasta tu mascota esté agravando el problema, esto porque la caspa que producen también son desencadenantes de alergia, sobre todo en el caso de aquellas que están dentro del hogar, como los gatos y algunas razas de perros con abultado pelaje.

MIRA TAMBIÉN: Estas son las señales de que puedes ser asmático

- Sustancias en el hogar: ciertos inhalantes empeoran la inflamación de la vía aérea en forma progresiva y pueden gatillar una crisis de asma. Algunas de ellas son los detergentes, los insecticidas en spray, el cloro, algunos desinfectantes, solventes de pinturas o similares, humo de incienso, parafina, humo de leña, y por supuesto, el humo del cigarro.

- Virus: provocan una inflamación de la vía aérea, lo que empeora los síntomas de una persona asmática posterior al resfrío, por eso aumentan las crisis obstructivas en invierno. 

- Aire frío: el uso de aire acondicionado, que es frío y seco, aumenta la irritabilidad de la vía aérea y puede producir obstrucción, desencadenando alguna crisis de asma.

MIRA TAMBIÉN: 5 alimentos que debes incluir en tu dieta si quieres combatir el asma

- Medicamentos: siempre debes comentar a su médico los medicamentos que estás tomando, ya que existen algunos utilizados para tratar la hipertensión arterial que pueden favorecer la obstrucción bronquial.

- Ejercicio: El ejercicio aeróbico en un grupo de pacientes, principalmente niños y jóvenes, puede desencadenar una obstrucción, lo que una vez reconocida es tratable, permitiendo realizar actividad física sin problemas.

¿Cómo tratar el asma provocado por factores externos?

El 95% de los pacientes con asma pueden ser controlados de manera eficaz con distintos tratamientos. La doctora Parada sostuvo que el adecuado para el asma provocado por agentes externos “consiste en suministrar corticoides inhalados para desinflamar y broncodilatadores para revertir signos obstructivos, pero lo más importante es reconocer qué agentes externos deben controlarse o eliminarse para obtener una adecuada respuesta al tratamiento”.