Meganoticias.cl

"El Acosador Nocturno": Así era el satánico asesino que inspiró una serie en Netflix

  • Por Matías González Olguín

Netflix tiene varias producciones para los amantes de las investigaciones criminales sobre los asesinos más temidos que han marcado la historia con sus atrocidades. 

Una de ellas es la que aborda la vida de Richard Ramírez, más conocido como "El Acosador Nocturno", quien bajo la luz de la luna invadía los hogares para bañar en sangre los dormitorios de sus víctimas al sur de California, Estados Unidos.

Todo sobre Series Netflix

Lo curioso de este criminal es que no tenía un patrón definido para matar, solo se dejaba llevar por la perversión de su mente y utilizaba como arma mortal cualquier cosa que estuviera a su paso: desde un bate de beisbol, pasando por puñales, hasta ocupar armas.

Como no tenía un modus operandi, las investigaciones fueron complejas. Lo único que estaba claro era que Ramírez era un desquiciado, sádico y cruel, porque no mostraba ningún tipo de misericordia por los adultos mayores, mujeres y menores de edad que asesinó.

¿Quién era Richard Ramírez, "El Acosador Nocturno"?

Su historia de vida es trágica, a tal punto de ser ocupada como justificación para explicar su maldad. Nacido en 1960 en Texas, sus padres fueron inmigrantes mexicanos con un matrimonio disfuncional. Su padre, un expolicía de la Ciudad Juárez (México), lo golpeaba constantemente, al igual que a sus hermanos.

Según los investigadores, los problemas de Richard están en sus genes, pero ocurrieron antes que él naciera. El gatillante habría sido el accidente nuclear que sucedió en Ciudad Juárez en la década de los '80, conocido históricamente como el "Chernóbil mexicano", evento al que estuvieron expuestos sus padres.

Años después, la familia se trasladó a Texas, donde su madre trabajó mezclando productos químicos de alta toxicidad. Por lo tanto, se decía que esas consecuencias las terminó pagando Martínez.

También estaba la versión de que cuando era un niño cayó desde un columpio, azotándose la cabeza contra el suelo. Supuestamente, debido a eso, desarrolló problemas de epilepsia. El último argumento que intenta explicar su conducta es el consumo de marihuana y otras drogas desde temprana edad.

Sin embargo, ninguna de estas teorías tiene tanto sustento como la que involucra a Miguel "Mike" Ramírez, el primo que habría trastornado su mente.

La maligna influencia que tuvo "Mike"

La adolescencia de Richard estuvo marcada por su relación con "Mike", un exboina verde que estuvo en la guerra de Vietnam. Mientras estaba en campaña, el sujeto tomó fotografías de los cadáveres con su polaroid y luego se las mostró a su pequeño primo.

Pero no solo les mostraba muertes, sino también los cuerpos de las víctimas de sus crímenes de lesa humanidad, entre ellos torturas, violaciones y mutilaciones de mujeres vietnamitas.

Hacia "Mike" sentía una admiración, la que se hizo más profunda cuando el veterano asesinó a su esposa frente al menor. Richard tenía apenas 13 años cuando la mujer encaró al hombre para criticarlo por su vago estilo de vida.

El exmilitar no encontró nada mejor que sacar su revólver y propinarle un disparo en el rostro de su cónyuge, todo en presencia de su pequeño primo. Aquello habría ocurrido en 1973, once años antes del inicio de su carrera homicida.

Un satánico autor de asesinatos, violaciones y robos

Poco más de un año le bastó para convertirse en un sanguinario asesino. En un vecindario de Los Angeles, su primera víctima fue una mujer de 69 años, cuyo crimen ocurrió el 28 de junio de 1984. Ramírez entró por la ventana y la apuñaló de tal manera que casi separó la cabeza del cuerpo de la anciana.

Tras acribillarla, el criminal se llevó todos los objetos de valor que poseía la víctima y, por si fuera poco, la autopsia del cadáver arrojó signos de abuso sexual.

Meses después desató toda su locura. Durante una noche de marzo asesinó a dos mujeres y agredió a otra; tres días más tarde terminó con la vida de una menor de 8 años; y a fines de aquel mes nuevamente protagonizó un asesinato. El terror que desató lo llevó a ser reconocido en la prensa local con el apodo de "El acosador nocturno" ("The Night Stalker", en inglés).

Como si estuviera poseído por fuerzas diabólicas, un 29 de mayo de 1985 mató a dos hermanas de avanzada edad. Sosteniendo un labial en su mano, dibujó la típica estrella invertida de cinco puntas, la que es utilizada para rituales satánicos.

El día que lo descubrieron

De no haber sido por una mujer que sobrevivió a uno de sus ataques y que lo reconoció en la calle, Richard habría continuado con sus crímenes. La víctima dio el aviso y un grupo de personas comenzó a perseguirlo para lincharlo, pero la policía evitó los ataques al arrestarlo y llevarlo a juicio en las semanas siguientes.

En los tribunales, Ramírez fue acusado de catorce homicidios, cinco intentos de asesinatos, nueve violaciones, secuestros, actos de sodomía, robos y allanamientos de morada. Por este terrible prontuario fue condenado a sentencia de muerte en una cámara de gas, la que nunca se ejecutó.

"Son todos unos gusanos hipócritas"

Cuando el juez emitió la condena, dijo que vio en el condenado una "crueldad, insensibilidad y brutalidad más allá de cualquier entendimiento humano". Por su parte, Richard reaccionó con fuertes palabras.

"Yo no creo en la hipocresía ni en los dogmas morales de la llamada sociedad civilizada. Solo me basta con mirar dentro de esta habitación para conocerlos tal y como son: mentirosos, rencorosos, asesinos, cobardes, paranoides, ladrones y cada uno con su profesión legal".

"Son todos unos gusanos hipócritas, me enferman. Somos todos material descartable a causa de ustedes", agregó.

La fanática que se enamoró del acosador

Una mujer de Los Angeles vio por televisión el momento en que Richard era detenido. Más que sentir alivio por su arresto y porque así terminarían sus terribles crímenes, Doreen Lioy sintió ternura y amor. Fue así como la editora independiente de revistas se enamoró del sádico acosador.

A partir de su detención en 1985, la profesional lo visitó en la cárcel y asistió a su juicio. Una década más tarde, en 1996, contrajeron matrimonio y nació el deseo de formar una familia.

"Es amable, divertido, encantador. Es realmente una gran persona, mi mejor amigo. Yo no soy estúpida o mentirosa, simplemente creo en él por completo", declaró la esposa Doreen Ramírez en una entrevista realizada en 1997.

Sobre su deseo frustrado de formar familia, ella señaló que "me encantan los niños, nunca le he ocultado que quería cinco o seis hijos. Pero ese sueño no se hizo realidad para mí y simplemente lo reemplacé con un sueño diferente, que es estar con Richard".

La muerte de Richard

El 7 de junio de 2013, a la edad de 53 años, "El Acosador Nocturno" murió a causa de un linfoma. Estuvo en un hospital californiano recibiendo tratamientos, pero el consumo desmedido de drogas y una infección viral crónica de hepatitis C terminaron jugándole en contra.

Hoy es recordado como uno de los asesinos más brutales de la historia, cuyo satánico legado puede ser conocido en la miniserie de Netflix.

Todo sobre Netflix