MegadenunciasEscríbenos aquí

Conoce 8 mitos sobre la Artritis Reumatoide

  • Por Meganoticias

¿Has oído hablar acerca de la Artritis Reumatoide (AR)? Son muchos los mitos que giran en torno a esta enfermedad y que no son difundidos por especialistas. Es por esto que para aclarar las dudas de quienes viven con este problema de salud o conocen a alguien que lo padezca, revelaremos la verdad acerca de este mal.

Los 8 mitos más comunes

1. La Artritis Reumatoide es parte del envejecimiento

Esta es una afección que puede afectar tanto a adultos como a jóvenes adolescentes e incluso niños. En la mayoría de los casos, la Artritis Reumatoide se diagnostica después de los 30 y antes de los 60 años. Sin embargo, esta puede comenzar a cualquier edad.

2. Artritis Reumatoide y Artrosis son lo mismo

Si bien ambas enfermedades producen dolor en las articulaciones, la Artritis Reumatoide no es causada por el deterioro en la edad avanzada, sino que se trata de una afección autoinmune. La Artrosis, en cambio,  se produce por el desgaste en las articulaciones y es frecuente en las personas adultas mayores.

En la Artritis Reumatoide, el sistema inmunológico ataca a las articulaciones y al tejido circundante produciendo dolor.

3. La Artritis Reumatoide solo afecta a las articulaciones

La Artritis Reumatoide es definida como enfermedad de las articulaciones, sin embargo, no solo afecta a estas.

Si bien los primeros síntomas suelen ser inflamación y dolor en esas zonas del cuerpo, la enfermedad puede afectar a otros órganos, como el corazón, los pulmones y los vasos sanguíneos.

También puede producir otros síntomas como alto nivel de fatiga, asociada al dolor, la inactividad, la inflamación y la falta de sueño.

4. Es mejor evitar la medicación para la Artritis Reumatoide

Este mito se ha creado porque la medicación a largo plazo ha sido abrumadora para muchas personas.

No obstante, evitar los medicamentos puede ser una desventaja, ya que si no se controla la inflamación se pueden provocar afecciones graves.

Algunas de ellas son la pérdida de la función, la enfermedad en arterias coronarias, la osteoporosis, entre otras.

5. La medicación no es necesaria si se reducen los síntomas

Ante signos de mejoría, las personas con Artritis Reumatoide suelen pensar que no necesitan tomar la medicación.

Sin embargo, los medicamentos impiden que las células ataquen y evitarlos puede hacer que el dolor regrese.

6. Los ejercicios físicos son perjudiciales para la Artritis Reumatoide

El mito del reposo como la mejor forma de llevar la enfermedad es frecuente, al asociar Artritis Reumatoide con dolor en el cuerpo.

Sin embargo, las personas que realizan ejercicios físicos moderados a menudo sienten menos dolor que las que no lo hacen. Realizar actividades de estiramiento y flexión, así como deportes acuáticos o aeróbicos, mejora la funcionalidad corporal.

No obstante, el médico será el que prescriba cada ejercicio, generalmente en un plan que combina periodos de actividad y descanso.

7. Si tengo Artritis Reumatoide no podré volver a trabajar

La mayoría de las personas con Artritis Reumatoide, gracias a los avances en los tratamientos, continúan realizando sus trabajos diarios de forma independiente.

Algunas personas pueden llegar a requerir cambios en sus labores, sobre todo en momentos de intensa inflamación, pero eso no imposibilitaría dejar de trabajar.

8. No hay nada que hacer si se tiene Artritis Reumatoide

Si bien la Artritis Reumatoide no tiene cura, existen terapias con biológicos modificadores que podrían retrasar su progresión.

Además la fisioterapia puede ayudar a reducir la inflamación y el dolor, mientras que también se puede mejorar modificando el estilo de vida.

Resulta fundamental hablar con el médico tratante en caso de que el tratamiento no esté funcionando, para evaluar opciones que faciliten el día a día.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.