Irina Karamanos y su desafío de reformular el cargo de Primera Dama ATON

Irina Karamanos y su desafío de reformular el cargo de Primera Dama

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

Una de las personas clave del nuevo Gobierno es la pareja del Presidente Gabriel Boric, Irina Karamanos, quien asumió el rol de Primera Dama.

"No soy ni primer ni dama"

La antropóloga y dirigente feminista ha dicho en reiteradas ocasiones que su intención en reformular el cargo, que hoy significa ser directora sociocultural de La Moneda.

Irina lo cataloga como conservador y clasista el rol que siempre ha sido ocupado por mujeres casadas, a excepción de ellas.

"No me identificó con el rol de Primera Dama. Porque no soy ni primera ni dama", afirmó Karamanos en Canal 13.

El cargo en el país

En Chile las primeras damas se han mantenido en segundo plano. Distinto ha sido en otros países, como Argentina con la misma Eva Perón o en Estados Unidos con Michelle Obama.

Las mujeres que han estado en el puesto tuvieron una fuerte conexión con la religión, es ahí cuando se dedicaron a la caridad. Sin embargo, la sociedad poco a poco fue necesitando y exigiendo otras cosas, como por ejemplo, una persona mucho más política y activa.

"Tradicionalmente el rol de primera dama siempre ha sido un rol bien estereotipado, asociado a la caridad, que son de repente características que tienden a asociarse a lo  femenino, a esto de los eventos sociales y un poco como ir acompañando al presidente", señaló Javiera Vera, activista de Rebelión del Cuerpo.

Gobierno Bachelet

En Chile no siempre ha existido quien ejerza el rol de primera dama. En el caso del Gobierno de Michelle Bachelet en una ocasión su hijo fue quien asumió la dirección sociocultural de La Moneda.

"Es un concepto que se ha ido acomodando a las necesidades de la sociedad en determinados momentos", indicó Cecilia Morán, del Programa de Pensamiento Político de la Universidad San Sebastián.

Reformulación del cargo

El cargo pocas veces se ha cuestionado. Pero gracias a los movimientos feministas, se pone en duda su función e incluso está la posibilidad de cambiarle el nombre.

"El rol de Primera Dama, independiente de cómo se llame, que sí sea un rol activo en lo político y no quede relegado solo a esto de los eventos sociales que de repente es lo que ha tendido a pasar", sostuvo Vera.

"Se me hace que tenemos a alguien (Irina) con una altísima visibilidad y que puede dar voz a muchas de las problemáticas que las mujeres nos enfrentamos", aseveró.

Todo sobre Irina Karamanos

Leer más de