Agencia Uno / Archivo

"Le rompió un vaso en la cabeza": Denuncian presunto ataque homofóbico en Valparaíso

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) denunció una agresión que sufrió una pareja el pasado domingo en la comuna de Valparaíso, cuando salieron de su domicilio para comprar alimentos.

De acuerdo al Movilh, Joaquín Somella y Eduardo Hermosilla fueron víctimas de un presunto ataque homofóbico por parte de su vecino, quien los habría estado hostigando hace meses debido a su orientación sexual.

"En el pasado, y por miedo a represalias, la familia homoparental no denunció los acosos homofóbicos, hasta ayer, cuando el victimario los agredió físicamente", señaló el dirigente del Movilh, Rolando Jiménez

¿Cómo ocurrió?

De acuerdo a la organización, Hernández habría redireccionado un parlante con alto volumen hacia la vivienda de la pareja, momento en que una amiga en común de las víctimas habría solicitado que bajara el volumen, pero él se negó y luego agredió a la pareja.

"Cuando Joaquín fue a comprar alimentos, el agresor lo divisó, lo alcanzó, le dio golpes de puños en el rostro, lo derribó en el suelo y le rompió un vaso en la cabeza, dejándolo con profundas heridas", contó Jiménez.

Además, sostuvo que Hernández proporcionó "insultos verbales en razón de la orientación sexual contra Joaquín y su pareja, que salió a socorrerlo".

Al respecto, Movilh informó que están evaluando acciones legales contra el agresor, invocando la Ley Zamudio.

"Él lo quería matar"

Daniela Herrera, hermana de Joaquín, detalló que: "tuvo cortes en el cuello, y se estaba desangrando". 

También sostuvo que el agresor "amenazó con que tenía una escopeta inscrita. Él lo quería matar en realidad".

"Carabineros nunca llegó"

"Llamamos a Carabineros y no llegó. Nos hicieron esperar 40 minutos afuera de la posta para tomar el procedimiento y no llegó", contó Daniela.

Debido a lo anterior, concurrieron a la Policía de Investigaciones (PDI), pero la mujer asegura que: "no dejaron hacer declaración ni a Eduardo ni a Salomé, que es la amiga".

"Cuando el personal de turno me vio y yo le pregunté qué pasaba con el fiscal, él se enojó y me preguntó cómo sé que esos son los procedimientos (…) Y en ese minuto cambió de actitud y tuvo que llamar al jefe de la unidad de la PDI de Valparaíso para tener que hacer la investigación como correspondía", sostuvo.

En esa misma línea acusó que: "La burla que nos hicieron a nosotros en el cuartel de investigaciones de la PDI es que el fiscal nos dijo que el caballero (Hernández) estaba tomando tecito, ya no estaba tomando y que ya no le iba a hacer nada a mi hermano".

"La gente te enjuicia por donde vive, porque vives en Rodelillo, porque viven en un lugar vulnerable", sentenció.

"Si yo digo que mi hermano vive en Reñaca, créanme que esta persona debería estar detenido. Pero como mi hermano es chico, tiene 20 años y es gay, no tenemos posibilidad", aseguró.

Atención en salud 

Daniela indicó que: "las lesiones que tiene Joaquín en la posta le pusieron leve. De hecho en la posta, en el hospital Van Buren, no le hicieron nada, solo lo calmaron y lo cocieron. No le limpiaron las esquirlas de vidrio".

"El abogado del Movilh Chile nos recomendó que viniera a una clínica para una segunda observación, y quedó internado y mi hermano a las seis de la mañana fue sometido a una operación para sacarle los trozos de vidrio de la cabeza", añadió.

Al respecto, la pareja de Joaquín, Eduardo, recalcó que tras el ataque: "no llegó a Carabineros, no llegó la ambulancia, no llegó nadie a la casa". 

Relató que luego de volver de la PDI, y tras haber sido atendido en el Hospital Van Buren, Joaquín presentó convulsiones.

"Es una burla porque en el hospital Van Buren fueron solo cinco minutos", manifestó.

Agresiones reiteradas

Eduardo también recordó que: "A mí una vez solamente por pasar en la calle, ni siquiera lo saludo, (Hernández) llegó y me pegó un combo con una patada. Y vez que pasamos con Joaquín por la calle o con otras personas siempre nos está insultando, riéndose y burlándose, siempre hablando de nuestra orientación sexual".

"El tema de él es la orientación sexual. Si él tuviera problemas con otros vecinos lo entendería, pero no tiene problemas con nadie más, solo con nosotros", recalcó.

Leer más de