Imagen referencial / Agencia Uno

Estudio propone sacar a los taxis de las vías exclusivas para buses en Santiago

  • Por Julio Donoso

Una propuesta que seguramente no gustará a los taxistas de Santiago fue la que realizó un grupo de académicos del Departamento de Ingeniería en Transporte y Logística de la Universidad Católica, quienes piden sacar a esos vehículos de la pista “solo bus” de las grandes avenidas de la capital.

Esta petición está basada en una observación efectuada el 12 de mayo del 2016, cuando hubo un paro de taxistas. En ese entonces se comprobó que, ante su ausencia en las calles, la velocidad de los buses incluso se triplicó en las horas punta.

En la Alameda, en el tramo entre Matucana y San Martín, apuntado como uno de los más complicados de la avenida, se verificó que sin los taxis en las vías exclusivas, entre las 8:30 y 8:45 AM, los buses pasaron de una velocidad promedio de 4,5 a 14,7 kilómetros por hora.

MIRA TAMBIÉN: Carabinero de civil es asesinado por desconocidos en mirador del cerro Renca 

“Se está mal utilizando una estructura fundamental para el uso del transporte público para que los taxistas puedan hacer un negocio que se puede hacer en otro lugar. Como agravante, muchos de los taxistas circulan vacíos por estas pistas”, señaló Juan Carlos Muñoz, ingeniero en transporte, director del Centro de Desarrollo Urbano Sustentable de la PUC, según informa LUN.

La mejor solución, eso sí, sería trasladar la vía exclusiva de buses de la derecha a la izquierda, porque la demanda de los taxis está por la derecha (al lado de la vereda). Y también porque los vehículos que doblan a la izquierda son muchos menos que aquellos que doblan a la derecha”, añadió.

En esta propuesta, además, hay otro punto a considerar y ese es la utilización del espacio que hacen los taxis que, junto a los vehículos particulares, son los “modos menos eficientes en ese uso”.

Esto porque, según una medición de la Secretaría de Planificación de Transporte realizada entre 2011 y 2013, se determinó que las micros movilizan un promedio de entre 28 y 65 pasajeros cada una, los autos particulares entre 1,4 y 1,5 personas, y los llamados "techo amarillo" entre 1,3 y 1,4 ocupantes. Sin embargo, la ocupación real de los taxis sería entre 0,6 y 0,7 personas, ya que en más de la mitad de las observaciones no llevaban pasajeros.

“Sería un caos si salimos de las vías exclusivas, porque los cerca de 21 mil taxis que circulan por Santiago durante las horas punta se agregarían a los miles de vehículos que circulan por las pistas particulares. Si hacemos la prueba sería caótico”, aseguró Claudio Morales, vocero de la Coordinadora Nacional de Taxistas de Chile.