Devuelve $6 millones a cliente de bar que los olvidó: Pexels
  • Mundo

Devuelve $6 millones a cliente de bar que los olvidó: "Nunca pensé quedarme con el dinero"

  • Por Meganoticias

En un gran gesto de honestidad, un camarero de un bar ubicado en el barrio residencial Recoleta, en Buenos Aires, Argentina, devolvió una bolsa que tenía una gran suma de dinero a un cliente que en un descuido la dejó sobre una de las mesas.

Miguel Morales, de 25 años, labora en el bar “El Trébol”, donde un policía tomó el desayuno y cuando se fue olvidó una bolsa sobre la mesa, que tenía dentro aproximadamente 8 mil dólares, más de seis millones de pesos chilenos, reseñó Infobae.

Al retirar los platos de la mesa, el joven se percató de la bolsa plástica del supermercado Carrefour y de la gran cantidad de dinero que llevaba. Miguel llamó al encargado del sitio, la guardaron en la caja y esperaron a que el cliente se devolviera por ella.

Morales aseguró que los demás clientes no se dieron cuenta de lo que sucedió. “Nadie se enteró. Todavía no sé cómo se filtró esto. Éramos tres personas trabajando: el cajero, el encargado y yo”, detalló La Nación.

Regresó por el dinero una hora después

Tan sólo transcurrieron cinco minutos desde el momento que el cliente se levantó de la mesa y salió del bar cuando el garzón se dio cuenta de que olvidó el dinero en efectivo. “El señor habrá estado a media cuadra del local; en ese momento había otra gente en el bar, había bastantes clientes. El dueño demoró como una hora en volver por el dinero”, dijo.

“Cuando el señor se acercó lo noté nervioso, como cuando alguien se olvida algún objeto de valor o el celular. En este caso, era una suma muy importante de dinero. Me preguntó si habíamos encontrado algo y, cuando le dije que sí, respiró profundo”, relató.

El cliente dijo que “le estaba explotando la cabeza, porque no se acordaba dónde lo había dejado”, comentó Morales. “No llegué a hablar mucho con él, pero me agradeció y me dijo que estas cosas no se olvidan”.

“En ningún momento se me cruzó por la cabeza quedarme con el dinero. Además, es un cliente y sabía que iba a volver. Nunca hay que quedarse con lo ajeno. Uno se la pasa trabajando y ahorrando y en tiempos difíciles como los de ahora, un olvido le puede pasar a cualquiera y en cualquier lugar”, agregó.

Ver cobertura completa

Leer más de