Por ahorrar dinero se somete una cirugía estética Captura
  • Mundo

Por ahorrar dinero se somete una cirugía estética "barata" y muere mientras la operaban

  • Por Meganoticias

Para ahorrarse unos dólares y obtener idénticos resultados, la estadounidense Keuana Weaver viajó a México para cumplir un sueño. La mujer, de 38 años, residente de Long Beach, California, ubicó la clínica Art Silhouette Aesthetic Surgery en la fronteriza ciudad de Tijuana, para hacerse una liposucción y una abdominoplastia.

El doctor a cargo de los procedimientos fue identificado como Jesús Manuel Báez López, cuya clínica se encuentra en Las Torres de Tijuana, en la Colonia Aviación, una zona conocida por su “turismo médico”.

Murió en la mesa de operaciones

Keuana viajó el 29 de enero con una amiga que también quería operarse. Pero no les fue nada bien. Keuana murió durante la operación, mientras que su amiga Kanisha Davis logró regresar a California, pero al poco tiempo tuvo que ser hospitalizada.

Davis es enfermera y recuerda que Keuana no estaba conectada con equipos de soporte vital. “Yo siendo enfermera sabía que algo no estaba bien”, afirmó al diario The San Diego Union-Tribune.

La mujer falleció de “encefalopatía hipóxica isquémica”, un daño cerebral resultado de la falta de oxígeno. Para la familia de Keuana, lo sucedido fue una verdadera sorpresa, pues no sabían que la mujer había pasado la frontera para operarse.

Renee Weaver, madre de Keuana, expresó: "Tengo el corazón roto. Quiero saber qué pasó (...) Keuana era una mujer muy independiente. Era buena, amorosa, y muy inteligente".

Reconoció que su hija estaba obsesionada por cambiar su imagen, pero pensó que se haría el procedimiento en Florida. “Era tan bella, por dentro y por fuera, pero ella no podía verlo”, se lamentó.

La dolida madre afirmó que la clínica en México envió una comunicación para informarles que reembolsará el pago que hizo Keuana, unos 6.700 dólares. Keuana deja a dos hijos, de 13 y de un año.

Más víctimas

Pero los daños no quedaron allí. La amiga de Keuana llegó a California con un sangrado interno y por poco no muere. “Si no llego a ir al hospital me hubiera muerto”, dijo Davis, quien nunca creyó en que podían morir durante el procedimiento.

“¿Sabíamos que estábamos tomando un riesgo estando en México? Sí, ¿pero pensamos alguna vez que estábamos en riesgo de morir? No", afirmó la mujer.

Una tercera paciente también sufrió complicaciones tras ser atendida en el mismo lugar, detalla el diario Los Ángeles Times.

Se trata de Esmeralda Iniguez, quien padece insuficiencia renal y se encuentra recibiendo diálisis tras sufrir una septicemia post operatoria. “Literalmente estaba a solo horas de la muerte”, precisó.

Aunque las autoridades de Baja California iniciaron las investigaciones sobre lo ocurrido, ni la clínica ni el médico señalado se han pronunciado.

Todo sobre Mundo