Bono de Protección Shutterstock

Bono de Protección 2020: ¿Quiénes pueden acceder a este beneficio?

  • Por Meganoticias

Uno de los beneficios que otorga el Estado este año 2020 a las familias de sectores vulnerables es el Bono de Protección, un aporte fiscal que consiste en un pago mensual que se otorga a los beneficiarios a través del ministerio de Desarrollo Social.

El bono se entrega por un periodo de dos años a quienes sean participantes del programa Chile Seguridades y Oportunidades, beneficiarios que recibirán el pago automáticamente y no necesitan postular.

El único requisito para ser beneficiario es formar parte del programa firmando la Carta de Compromiso y del Plan de Intervención, lo que gestiona de manera inmediata el pago del Bono de Protección en la modalidad que el beneficiario escoja.

¿Cuál es el monto del Bono de Protección 2020?

El monto del Bono de Protección 2020 aún no ha sido revelado por el ministerio de Desarrollo Social ya que se reajusta cada 1 de febrero de cada año, en el 100% de la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del año anterior.

Considerando este factor, se puede establecer que los montos del bono 2020 serán superiores a los informados por el ministerio para el periodo 2019:

  • Los primeros 6 meses el bono asciende a $17.446.
  • Desde el mes 7 al mes 12, el bono es de $13.292.
  • Desde el mes 13 al mes 18 el bono es de $9.138.
  • Desde el mes 19 al 24 el bono es de $12.364 (valor corresponde a monto SUF).

El monto mensual a pagar por hogar o persona usuaria varía de acuerdo a tramos establecidos por el Ministerio. 

¿Cómo se cobra el bono?

Los beneficiarios del Bono de Protección pueden elegir dos modalidades de pago: depósito en cuenta bancaria o retiro en Caja de Compensación Los Héroes o sucursales de BancoEstado.

Quienes prefieran la opción del depósito, si no cuentan con cuenta bancaria, el ministerio de Desarrollo Social les abrirá una Cuenta Rut de Banco Estado, para lo cual tendrán un subsidio mensual adicional de $700 para realizar giros y emitir cartolas.

Para el pago presencial, los beneficiarios deben acudir personalmente a una de las sucursales con su cédula de identidad y hacer el trámite. Para ellos el plazo para cobrar su dinero es de seis meses.