Twitter @ScienceMIT

"Latido cósmico": Detectan una misteriosa señal que se repite desde hace años en una galaxia lejana

  • Por Macarena Lastarria Mallea.

Un grupo de astrónomos detectó una extraña señal de radio procedente de una galaxia lejana, cuya sorprendente regularidad se asemeja al "latir" de un corazón.

Según detallan en la revista 'Nature', los investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), hallaron lo que se clasifica como una ráfaga de radio rápida o FRB. Se trata de una emisión muy intensa de ondas de radio de origen astrofísico desconocido, que suele durar unos pocos milisegundos como máximo.

Resulta que la nueva señal, bautizada como FRB 20191221A, persiste hasta tres segundos, unas 1.000 veces más extensa que el promedio de las FRB. Además, presenta el patrón repetitivo más claro descubierto hasta el momento.

En concreto, el equipo detectó ráfagas de ondas de radio que se repiten cada 0,2 segundos en un claro patrón periódico, similar al de un corazón que palpita. 

¿De dónde proviene esta señal?

El origen exacto de la señal todavía es un misterio, pero según señalaron los expertos en un comunicado, sospechan que podría provenir de un púlsar de radio o de un magnetar, ambos tipos de estrellas de neutrones que giran rápidamente y generan una emisión similar a la de un faro.

"No hay muchas cosas en el universo que emitan señales estrictamente periódicas", asegura una de las autoras del MIT, Daniele Michilli.

Desde que se descubrió el primer FRB en 2007, se han encontrado cientos de destellos de radio similares. Los astrónomos han podido rastrear estos estallidos hasta su galaxia de origen, sin embargo, descubrir la fuente precisa de emisión todavía es un desafío.

La primera vez que se detectó la FRB 20191221A fue a finales de 2019, mediante el Experimento Canadiense de Mapeo de la Intensidad del Hidrógeno (CHIME). Mientras revisaba los datos, Michilli quedó sorprendida por su naturaleza tan poco común.

La principal particularidad de esta señal es que, a diferencia de otras emisiones de radio, parece ser un millón de veces más brillante. "Esta detección plantea la cuestión de qué podría causar esta señal extrema que nunca hemos visto antes, y cómo podemos utilizar esta señal para estudiar el universo", sostiene Michilli.

Los futuros telescopios prometen descubrir miles de FRB al mes, por lo que los expertos podrían encontrar muchas más de estas señales periódicas. Datos como la frecuencia de sus estallidos podrían servir para medir el ritmo de expansión del universo, tal como si fuese un reloj astrofísico. 

Todo sobre Astronomía

Leer más de