¿Compras fruta partida en mitades o trozos? Esta es la razón por la que no es recomendable hacerlo Pexels.

¿Compras fruta partida en mitades o trozos? Esta es la razón por la que no es recomendable hacerlo

  • Por Macarena Lastarria Mallea.

Las frutas son fundamentales para llevar una alimentación saludable, por lo que aún en invierno es recomendable incluirlas en nuestra dieta. 

Para quienes buscan un snack de frutas, las ofertas en el comercio son cada vez más convenientes, ya que no solo venden la fruta entera, sino que también cortada en mitades o partidas en trozos pequeños

Esto podría resultar una buena idea para que parezcan más apetecibles o ser una opción muy útil para frutas de gran tamaño como la sandía. Sin embargo, aunque resulte cómodo y práctico, consumir la fruta de esta manera podría conllevar una serie de riesgos.

Por qué no deberías comprar frutas en trozos

Un reciente estudio de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN) profundizó sobre este tema y, mediante un análisis de las condiciones de conservación de frutas como el melón, la sandía, la piña y la papaya, determinó si comprar fruta cortada en trozos es o no una buena alternativa.

Los resultados fueron reveladores, ya que los expertos advirtieron que además de tener "una menor vida útil", la fruta que se vende en mitades puede poner en riesgo la salud alimentaria de las personas. Esto se debe a que se corre más riesgo de crecimiento de microorganismos patógenos, generando infecciones estomacales como Salmonela o Listeria.

Por sus condiciones fisicoquímicas, es decir, por su pH, su actividad de agua o su disponibilidad de nutrientes, algunas frutas requieren de ciertas condiciones de conservación, que no siempre se cumplen en el comercio. "Cuanto más ácidas sean y más maduras estén, mayor es el riesgo de deterioro y contaminación", señala el documento.

Asimismo, se especificó las condiciones de temperatura, ventilación y almacenamiento que se deben cumplir para su óptima conservación. La fruta cortada debe conservarse a 25 °C durante menos de tres horas, en un espacio ventilado en el que no le dé la luz solar directa. Tras la compra debe refrigerarse de forma inmediata (a menos de 5 °C).

 

Fruta trozada vendida en la calle
ATON

 

Recomendaciones para comer fruta ya partida

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) respaldó la investigación y entregó algunas recomendaciones claves tanto para la compra como para la conservación de las mitades de fruta, para así evitar que se genere riesgo microbiológico:

  • Recortar todo lo posible el tiempo transcurrido entre la compra y el depósito de las frutas en el refrigerador de casa.
  • Evitar consumir la fruta cortada en caso de que esté muy madura o tenga cortes en su superficie.
  • Mantenerlas en refrigeración hasta el momento en que se vayan a consumir.
  • Volver a guardar de forma inmediata lo que sobre, protegiéndolo con papel film o metiéndolo en un recipiente con tapa para evitar que se contamine.
  • Lavarse bien las manos al cortar la fruta y asegurarse de que los cuchillos y las tablas de corte estén limpias para evitar contaminaciones cruzadas.

Todo sobre Estudios científicos

Todo sobre Salud