Esto es lo que pasa con tu cuerpo cuando dejas la cerveza Unsplash / Referencial

Esto es lo que pasa con tu cuerpo cuando dejas la cerveza

  • Por Ariel Araya

Qué duda cabe que la cerveza en cualquier época del año, aunque principalmente en periodo estival cuando el calor agobia, resulta tentadora, ya sea para compartir con amigos o también en momentos en solitario.

Sin embargo, su consumo excesivo podría generar una serie de problemas a la salud, por lo que a continuación te contamos cinco beneficios al organismo si se reduce su ingesta. 

Un vientre más plano

El consumo regular de cerveza puede causar aumento de peso, lo que incrementa la hinchazón del estómago, según el medio "Eat This, Not That"

"Eliminar la cerveza de su dieta puede ayudar a aplanar su barriga por varias razones: reduce la ingesta de calorías, lo que puede ayudar a evitar que coma en exceso, ya que el alcohol aumenta su apetito. Además, evita que los carbohidratos de la cerveza lo hinchen", dice el Dr. Josh Axe, fundador de Ancient Nutrition. 

"La cerveza (y todo el alcohol) es capaz de contribuir a la inflamación, alterando el equilibrio de los microbios en el intestino que ayudan a la digestión e irritando el tracto gastrointestinal, lo que puede aumentar el estómago hinchado/extendido", añadió.

Función hepática mejorada

Según el citado medio, el hígado es un órgano resistente, aunque tiene límites que se deben considerar. Beber alcohol lo pone a prueba, por lo que dejarlo permite que el hígado se concentre en otros trabajos, como descomponer toxinas y metabolizar grasas.

 

Unsplash

 

Pérdida de peso

"Cuando se trata de alimentos, el conteo de calorías no es la estrategia más efectiva para perder peso", dice la dietista registrada Keri Glassman, fundadora de Nutritious Life.

"Sin embargo, con el alcohol, las calorías son una medida realmente útil, dado que no se obtiene ningún alimento al beber. Entonces,

Es por ello que las bebidas carbonatadas saborizadas se han abierto camino en el mercado del alcohol en los últimos años, ya que contienen menos carbohidratos y calorías. Eso sí, se recomienda tener cuidado, porque los seltzers fuertes también tienen algunos efectos secundarios. 

Sueño reparador

ciclos naturales de sueño por innumerables razones, desde el aumento de insulina hasta reflujo, acidez estomacal y otros efectos estimulantes.

"Cuanto más cerca de la hora de acostarse consuma alcohol, más afectará negativamente su sueño", advierte Frank Lipman, director médico de THE WELL.

 

Unsplash

 

"Incluso, dos tragos al día son suficientes para crear un trastorno del sueño que se extiende más allá del ciclo de 24 horas en el que estabas bebiendo", añadió el especialista. 

Pero hay una razón por la que la cerveza, en particular, podría causar estragos: la gente tiende a beber cerveza en cantidades más altas que, por ejemplo, vino o cócteles, por lo que es más probable que tengas que levantarte en medio de la noche para ir al baño.

Menos niebla mental

Reducir el consumo de cerveza puede ayudar a evitar algunas de las micotoxinas y metales pesados que, a veces, se infiltran en la bebida durante el proceso de elaboración y, posteriormente, interfieren con la función cerebral adecuada.

Aunque generalmente se encuentran en niveles bajos, los estudios muestran que algunas personas son sensibles a estos elementos, especialmente si su hígado no funciona correctamente o si beben en exceso.

La neurofisióloga clínica Suzanne Gazda, explica que las toxinas del moho pueden causar neurodegeneración en varias formas, cuyos síntomas incluyen problemas cognitivos que van desde dolores de cabeza hasta problemas de memoria y más.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Alimentación saludable

Todo sobre Salud