viajes espaciales sin naves Pixabay

No se necesitarían naves espaciales: Esta es la alternativa de una astrónoma para el futuro de los viajes interestelares

  • Por Monserrat Saavedra

La profesora Irina Romanovskaya, de la Universidad Comunitaria de Houston, entregó una alternativa para los futuros viajes espaciales. En vez de utilizar las costosas, pequeñas y limitadas naves espaciales que actualmente tenemos disponibles, la académica sugiere que las futuras civilizaciones podrían viajar en planetas "rebeldes"

Imaginemos este escenario: en un planeta, que podría ser la Tierra, una civilización (que podrían ser los humanos) se enfrentan a una inminente extinción. Ya sea por la muerte de nuestra estrella o el fin del planeta, las posibilidades de evacuar a toda la población en una nave son imposibles.

Así es como nace la necesidad de encontrar un nuevo método de transporte que permita albergar a más personas durante un tiempo indeterminado.

¿Por qué los planetas?

 

Unsplash

 

Ante la posibilidad de que se destruya nuestro Sol, la humanidad requerirá de encontrar un nuevo sistema en el que se posibilite la vida para sobrevivir. No se trata solo de viajar a un destino definido, sino que se podría tratar de una travesía mucho más larga.

Es por eso que un "planeta rebelde", o sea, uno que no está asociado gravitacionalmente a una estrella, podría presentar una excelente posibilidad por diversas características.

"Los planetas que flotan libremente pueden proporcionar una gravedad superficial constante, grandes cantidades de espacio y recursos", escribe la profesora Romanovskaya. "Los planetas de flotación libre con océanos superficiales y subterráneos pueden proporcionar agua como recurso consumible y como protección de la radiación espacial", añadió.

 

Unsplash

 

Estos métodos de traslado podrían ser incluso utilizados por civilizaciones mucho más avanzadas que los humanos, como una forma de colonizar nuevos sectores del universo, viajando constantemente hasta encontrar nuevos sistemas en los que se puedan establecer. 

Pero en cualquier escenario, estos planetas libres no son una solución permanente, solo una simple arca. Es que estos cuerpos tienen varias desventajas, pues muchos no tendrán atmósfera, tampoco cuentan con grandes recursos ni están expuestos a una fuente de energía constante como el Sol. Las plantas, animales, bacterias son inexistentes y no existen las estaciones, ni el día o la noche. 

Además, si es que albergan un océano, este podría desaparecer "debido a la menguante producción de calor en su interior", finalizó la académica.

Todo sobre Astronomía

Leer más de