NASA crea poderoso plan para evitar que cuerpos externos choquen contra la Tierra NASA

NASA crea poderoso plan para evitar que cuerpos externos choquen contra la Tierra

  • Por Meganoticias

En enero de este año, la NASA descubrió un peligro inminente para la Tierra: un cuerpo externo llamado "AE1", de alrededor de 70 metros de longitud y que tendría un potencial impacto en julio de 2023.

Ante esto, la agencia espacial comenzó a concretar diferentes propuestas que pudieran dar por cerrada la situación, por lo que el Programa de Conceptos Avanzados e Innovadores (NIAC, por sus siglas en inglés) buscó soluciones al respecto.

Es importante recordar que NIAC "fomenta la exploración mediante la financiación de estudios en etapas iniciales para evaluar tecnologías que podrían respaldar futuras misiones aeronáuticas y espaciales", dice el sitio web de la NASA, por lo que posee las herramientas necesarias en estos casos.

Destrucción de cuerpos extraños

Esta defensa planetaria permitirá destruir asteroides y cometas a las afueras de la órbita terrestre, desintegrándolos antes de que estos choquen con el planeta y dando seguridad durante los próximos años antes de que se genere otro plan.

Cuando el programa ya estaba en marcha, la Agencia Espacial Europea (ESA) concluyó que si bien el asteroide pasaría cerca de la Tierra, habría entre ambos una distancia de aproximadamente 10 millones de kilómetros, aproximadamente 20 veces la distancia de la Luna.

Plan "In Extremis"

La Universidad de California, Santa Bárbara, creó el proyecto "PI-Terminal Defense for Humanity" que se basa en colocar un conjunto de barras en la misma dirección en las que vendrá el cometa o asteroide, haciendo que estas entren al cuerpo externo y una vez dentro, estas exploten para desintegrar en pequeños pedazos la amenaza.

Si bien esta técnica tiene falencias como el tiempo necesario para destruir un objeto, está directamente relacionado con el tamaño de este y la distancia a la que se encuentra de la Tierra.

Por esto, solo debe utilizarse cuando no exista tiempo suficiente para utilizar las tecnologías que hasta ahora se habían considerado.

Lubin/Grupo de Cosmología Experimental, UCSB

 

Según lo expuesto en el diario ABC, "en el escenario Pulverize It, un asteroide que se dirige a la Tierra sería golpeado con un 'impactador' que tenía una serie de varillas, algunas con explosivos. El asteroide, o cometa, se rompería en pedazos más pequeños que representan una amenaza menor".

Falencias del "In Extremis"

Uno de los problemas más importantes de este proyecto es encontrar un material del cual hacer las barras que chocarán con el asteroide a más de 40.000 kilómetros por hora, algo que según se ha estudiado previamente, los materiales ya probados suelen pulverizarse al momento del impacto.

Otro detalle que no puede dejarse a la suerte es la creación de múltiples pequeños trozos de asteroides que colisionaran igualmente contra la Tierra. Si bien no serán del tamaño del original, no hay forma de comprobar que estos sean lo suficientemente pequeños como para no provocar algún tipo de daño.

Todo sobre NASA